03 agosto, 2015

Gastar, trocar y endeudarse son algunas maneras de proteger el bolívar


Recomiendan que quienes tengan acceso a crédito lo pidan | FOTO: MANUEL SARDÁ


Analistas destacan que el tiempo cuenta cuando se trata de resguardar el poder adquisitivo, mucho más en una economía con escasez 

BLANCA VERA AZAF 
BVERA@EL-NACIONAL.COM

Un bolívar fuerte representa actualmente 0,0014 centavos de dólar a la tasa del mercado paralelo; es decir, no tiene poder para adquirir productos. De allí que las economistas Tamara Herrera y Anabella Abadi recomiendan comprar hoy el producto que se encuentre porque en unos meses posiblemente no se conseguirá o será imposible pagarlo en bolívares. También sugieren no descartar el trueque y el endeudamiento como una práctica que facilita el acceso a bienes necesarios.
La inflación puede cerrar entre 180% y 220% para finales de 2015, según cálculos de firmas internacionales. Actualmente el alza promedio de precios pasa de tres dígitos; mientras que  la escasez alcanza 60,7%, de acuerdo con cifras de Datanálisis al cierre de mayo.
Tamara Herrera considera que una manera de proteger el patrimonio, grande o pequeño de la familia, es comprando bienes que eventualmente se puedan vender o trocar. “Esta es una de las expresiones de la dinámica de la hiperinflación. Los seres humanos vamos incorporando diversas formas de protección a la vida diaria”.
Hace hincapié en que no importa a qué clase social se pertenezca, la práctica para proteger el dinero y hacerlo rendir es la misma. Cita como ejemplo la persona que vende café en las colas de las autopistas o en un pequeño establecimiento. Aun cuando no necesite otro termo para guardar el café debe pensar en comprarlo porque hay grandes probabilidades de que en unos meses no podrá pagar el precio. “Cuando ya se está en una dinámica hiperinflacionaria, el tiempo que transcurre es importante”.
Su colega Anabella Abadi asegura que más que resguardar el valor del bolívar, actualmente la respuesta que hay que hallar es cómo proteger el valor del trabajo. “Cada día que pasa la inflación se come lo que ganamos; por eso se deben invertir los bolívares –pocos o muchos– en bienes que no pierdan valor”.
Parte de esos productos pueden ser tecnológicos, equipamiento para el hogar, un inmueble, remodelaciones, un vehículo o repuestos. “Son difíciles de conseguir y son costosos, pero hay que intentarlo si se presenta la oportunidad”. Menciona el caso de algunos alimentos no perecederos que pueden guardarse como los enlatados que en un tiempo podrían no ser tan asequibles.
Abadi también recomienda que quienes tengan acceso a un crédito de cualquier tipo o con cualquier instrumento lo pidan porque las tasas de interés en estos momentos son negativas; es decir, están por debajo de la inflación.
Es aconsejable que en las familias se “adelanten” los pagos o gastos que saben tendrán que hacer en los próximos meses. Tales son los casos de los uniformes, útiles escolares, vestido y calzado e incluso el tradicional “estreno” de diciembre. “Esto debe hacerse porque probablemente en unos meses todo estará mucho más caro y será difícil poder comprarlo”.
Otros gastos que son importantes hacer, en estos momentos de alta inflación y escasez, son los chequeos médicos y todo lo que involucre la salud, apunta Abadi. Añade que cualquier inversión en educación vale la pena porque  en Venezuela sigue siendo muy económica si se compara con otros países. “Invertir en preparación personal nunca está de más”.
Sobre la compra de dólares, Abadi afirma que hay quienes lo recomiendan, pero en el caso de una persona que le sobren 600 u 800 bolívares podría adquirir un dólar. El problema con esto es que el precio parece estar demasiado “inflado” y si en unos meses baja la cotización podría perder dinero.
Tamara Herrera opina que no es viable en el contexto actual proteger del todo al bolívar. “Eso significaría levantar la demanda de dinero y para ello tienes que rescatar la economía y sus perspectivas, las condiciones para hacer negocios desde el más pequeño hasta el más grande. Se trata de tener una economía que sea amplia, flexible y lo más libre posible. Dentro de esa situación sí habría una demanda de bolívares y no de dólares como ahora”.
Colas y violencia
La economista Tamara Herrera indica que la hiperinflación es la manifestación de una situación de colapso económico y social. Agrega que no es solo un problema que se presenta con los precios, sino con lo que cuesta un producto con respecto a otro.
Las manifestaciones están a la vista de todos a través de la escasez, en las colas y en la violencia. “Es cuando se presentan síntomas de un Estado fallido”.
Añade que hay que ver la hiperinflación dentro de un contexto de país, donde hay una pérdida de autoridad del gobierno, con una situación del sistema de salud precaria, una gran velocidad en el cambio de los precios y de su referente con relación a otros: “La hiperinflación es una desgracia mayúscula. Es una condena contra los asalariados y por eso la gente y empresas medianas o grandes tratan de refugiarse en la compra de bienes, trabajando mucho más horas o ‘bachaqueando’, y el gobierno no parece percatarse de ello. Una situación como la actual no tiene precedente en nuestro país”.

Expropiaciones alejan a inversionistas de Venezuela



La Patilla.com
El analista económico Tomás Socías López afirmó que la toma de terrenos que realiza el Gobierno nacional contra La Polar y Pepsi Cola aleja a los inversionistas, especialmente a los interesados en producir en el país.
El ex viceministro de Fomento objetó la orden de desalojo de los terrenos de esas empresas en La Yaguara, en Caracas, donde se almacenan alimentos. Recordó que además la medida afectó la logística de distribución de 12 mil toneladas de productos de primera necesidad, y 6 millones de litros de bebidas a más de 9 mil 900 clientes, a 19 municipios del Área Metropolitana de Caracas, Vargas y Miranda.
La solución al déficit habitacional no está en la toma de terrenos de la empresa privada, porque el Gobierno cuenta con hectáreas de terrenos vacíos, recordó Socías.
Cinco mil empleos
Juan Crespo, presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina, rechazó la expropiación de galpones de La Yaguara porque también arriesga más de cinco mil empleos.
Consideró que se trata de una grave improvisación del Gobierno por tratarse de un punto clave de distribución de alimentos.

Escasez y aumento de precios convierten el 2015 en el año negro de los venezolanos



A las 6:00 de la mañana del martes Carla Aguirre comenzó a hacer una fila para comprar carne a 600 bolívares el kilo (86,73 euros según el cambio oficial), en la red de alimentos del Gobierno venezolano llamada Mercal, en La Trinidad, Caracas. Era martes y como su hija salía a la 1:00 de la tarde del colegio no la pudo buscar, ya que hasta las 3:48 de la tarde Carla no logró comprar lo que necesitaba. Jesús Torrealba, secretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha convocado una marcha “contra el hambre” el próximo sábado. Casi todo un día debió esperar bajo el sol, recibiendo órdenes de militares. En cualquier otro lugar el precio hubiese sido el doble, unos 1.200 bolívares (173,46 euros) por el kilo.
Carla contó que apenas gana “un poco más” del sueldo mínimo, que es de 7.421,66 bolívares en Venezuela (1.072,80 euros), por lo que debe buscar el mejor precio. “Vivo con dos personas más, que no trabajan. Mi hija y mi madre. Compramos unos tres kilos de carne en la quincena. No puedo pagarla más cara”, señaló.
Si Carla comprara los 6 kilos de carne que consume su familia al mes en un supermercado a 1.200 bolívares el kilo (lo que cuesta en casi todo el país), gastaría casi todo su dinero solo en carne: 7.200 bolívares.
Las neveras de Mercal, a las 4:00 de la tarde, ya lucían desoladas. La gente se llevó todo lo que pudo. Solo quedaba carne molida, de segunda calidad. El olor en el lugar era casi nauseabundo. Las neveras estaban llenas de sangre y, detrás de ellas, sobre una pared blanca también manchada de sangre, una foto del presidente Nicolás Maduro y a su derecha, una imagen de “su padre”, como él lo llama, el fallecido mandatario Hugo Chávez.
Según el comunicado publicado en la cuenta de Twitter de la Mesa de Unidad Democrática opositora, la protesta convocada para el 8 de agosto tendrá lugar de forma simultánea en todo el país y en ella se planteará “el conjunto de propuestas que la MUD exige sean adoptadas de inmediato para enfrentar con sentido común, y no con balas, la crisis creada por la corrupción e ineptitud oficial”.
En el mensaje, Jesús Torrealba comienza por rechazar la muerte, el viernes, de un joven en medio de un saqueo en un comercio de alimentos en San Félix, estado de Bolívar, en el sureste del país.
La reacción oficial a la última muerte causada por la escasez y la desesperación fue muy distinta. Nicolás Maduro, afirmó que el saqueo fue “planificado” y ejecutado por “la derecha maltrecha” que recibe órdenes de Estados Unidos para intentar dar al traste con la Revolución Bolivariana.
Pero el comunicado de la MUD achaca la tragedia a “ciudadanos desesperados por el hambre y la escasez que incurrieron en lamentables hechos de violencia”.
2015: el año negro
2015 ha sido, de lejos, el año en el que la escasez de alimentos y medicinas y el aumento de los precios más ha afectado a los venezolanos. La carne que se consigue a 1.200 bolívares por kilo se podía comprar hace una semana en 950 bolívares . De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social, para el cierre de 2015 la inflación en Venezuela podría llegar a 200%. Otras fuentes la elevan hasta el 500%. La mayoría de la comida la importa el Gobierno, pues casi no hay producción nacional.
Sabrina -prefirió reservar su apellido- logró comprar en la misma tienda de Mercal que Carla, una bandeja que trae carne y pollo por 1.050 bolívares. Está desempleada, por lo que debe buscar el precio más bajo: “Hay que hacer horas de cola y si no se consigue, toca ir con los revendedores, que venden un champú en 600 bolívares”, expresó.
Una mujer carga con todo tipo de productos, en Caracas.REUTERS
Su historia la contó el martes, que es el día en el que debe ir a los supermercados para comprar ciertos artículos, según el último número de su cédula de identidad. Los productos que escasean en Venezuela, como la harina, leche, aceite, champú, papel higiénico o toallas sanitarias, entre muchos otros, solo pueden comprarse una vez a la semana. El número de la cédula de identidad determina el día; en otros casos lo hace la huella dactilar, pues algunos establecimientos cuentan con un sistema de identificación de la huella que distribuyó el Gobierno.
Los revendedores que menciona Sabrina aprovechan estas limitaciones. Compran, por ejemplo, el champú en menos de 100 bolívares (14,46 euros) y lo venden a 600 bolívares (86,73 euros), una ganancia de más de 600%. Se calcula que con una inversión de 1.000 bolívares ganan más de 7.000 bolívares. Mientras, con un sueldo mínimo, una persona como Carla solo podría comprar 12 envases de champú.

31 julio, 2015

Venezuela pagará 300 millones de dólares por alimentos uruguayos



El Gobierno venezolano acordó con un grupo de empresarios uruguayos la compra de 235 mil toneladas de alimentos por más de 300 millones de dólares , dentro del acuerdo también se establece la colocación de crudo venezolano en el país sudamericano.
El miércoles por la noche en Caracas se firmaron los contratos para que los uruguayos provean a Corpovex, entidad que centraliza las compras del país, con 90.000 toneladas de arroz, 80.000 toneladas de soja, 44.000 toneladas de leche en polvo, 12.000 toneladas de queso y 9.000toneladas de pollo, reseña Reuters.
Solo el sector lácteo fue hasta 2014 uno de los principales proveedores de Venezuela, siendo beneficiado además por precios por encima de la media internacional. Pero esta situación se había revertido ante la crisis que vive Venezuela.
“Teníamos un mercado que no estaba operativo, en un momento de precios y de estancamiento de lácteos en el mundo que generaba una complejidad adicional”, dijo el jueves en conferencia el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Tabaré Aguerre.
Las negociaciones se harán efectivas mediante un fideicomiso administrado por la filial uruguaya del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), que garantizará el pago por los productos enviados desde Uruguay.
El monto del fideicomiso equivale a la cancelación de la deuda por 400 millones de dólares que la petrolera estatal Ancap mantenía con su par venezolana PDVSA hasta principios de julio.
“Este acuerdo entre estados lo que nos da es una enorme certeza para un período. Para los exportadores es muy importante, hay un mecanismo de cobro, una voluntad estatal expresa y hay contratos”, dijo Renato Gasteau, presidente de la Gremial de Molinos Arroceros.
Tras el encuentro en Brasilia de los países del Mercosur a mediados de mes, Uruguay y Venezuela manifestaron la intención de gradualmente incrementar el intercambio comercial entre ambos países a unos 1.000 millones de dólares por año.

Prevén caída del 80% del sector automotor en Venezuela



Hasta un 80% se estima la caída de la producción del sector automotor en Venezuela, ante una eventual cese de operaciones y cierre de las ensambladoras Ford, Chrysler y General Motors. Analistas estiman que la fabricación de vehículos podría descender a menos de 1.000 unidades entre julio y diciembre.
Fuentes de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) explicaron a este rotativo que la “paralización de operaciones” de las tres compañías traería al país “una caída en la producción de vehículos a más del 80% y, por ende, la quiebra inminente de cientos de concesionarios. Si hoy nadie consigue un vehículo nuevo, en los próximos meses la tarea será imposible. Solo podrán acceder los que cuenten con dólares para traerlo desde afuera”.
Datos de la Cavenez reflejan que el año pasado las tres compañías (Ford, Chrysler y GM) produjeron el 61,3% (12.121) de los vehículos nuevos que se fabricaron en el país.
A su vez, la información del ente también refleja que entre el período 2010-2014, se reportó un retroceso del 81% en la fabricación de carros cero kilómetros. Se pasó del ensamblaje de 104.357 vehículos a un mínimo histórico de 19.759.
Rigoberto Suárez, experto en el sector automotor, indicó que la situación de “Ford, Chrysler y General Motors es grave por la falta de divisas y materia prima para trabajar. El Gobierno no ha dado señales de reunirse con el sector para mejorar la situación. Incluso, su programa Venezuela Productiva Automotriz no ha cumplido tampoco las expectativas ante la alta demanda de automóviles nuevos (…) entre enero y septiembre la asignación de carros no sobrepasa las 1.500 unidades”.
El pasado martes, el secretario general del Sindicato Ford Motors, Gilberto Troya, aseguró que “no hay escenario productivo a partir del mes de septiembre ni octubre, noviembre o diciembre. Esto ha ocasionado abiertamente la amenaza (…) de la empresa Ford Motors de cerrar operaciones en Venezuela. Dejando sin empleo a 2.300 trabajadores“, anunció.
En respuesta, ayer Ford Motors de Venezuela manifestó su compromiso con la producción nacional y aseguró que continuará operando en el país. A través de un comunicado aseguró que “buscamos siempre las mejores alternativas que nos permitan la sostenibilidad del negocio y mantener nuestro compromiso con cada uno de nuestros colaboradores, generando desarrollo social y económico para el país”, puntualizó.
Dentro de Chrysler la situación es bastante similar, según comentó Christian Pereira, secretario general del sindicato. “Nos acercamos a un cierre definitivo. Estamos hablando de casi 11 mil trabajadores fijos de las ensambladora”, argumentó.
Pereira, quien además se desempeña como presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices, Autopartistas y Conexas (Futaac), dijo que se tiene previsto el ensamblaje de 600 camionetas solo si se concreta la liquidación de las divisas asignadas, de no hacerse efectivo en el último trimestre del año la terminación de vehículos nuevos será nulo.
A través de las redes sociales los usuarios reportaron su malestar por el posible cierre de tres principales empresas ensambladoras del país. En líneas generales solo quedarían operativas cuatro: Iveco, Mack, MMC y Toyota.
Carmen Pérez, abogada de 35 años, criticó la situación del mercado. “Tengo dos años tratando de comprar un carro nuevo y no consigo nada. Uno ya no tiene a donde acudir porque las vitrinas de los concesionarios están totalmente vacías y desde hace mucho tiempo. Como no hay carros nuevos, la opción que queda son los usados y esos están por las nubes”.
En mayo pasado, la unidad de la automotriz Ford Motor informó que comenzaría a vender sus autos a precios fijados en dólares, como una alternativa para reactivar sus operaciones paralizadas por falta de insumos.
“Empezamos con la venta (de autos) en divisas cerca de finales de junio o julio. Ya todo está muy adelantado”, explicó un vocero, en esa oportunidad.
A mediados de ese mes, informó que ya se habían comercializados 1.187 vehículos, a través del pago en dólares.
Miembros del mismo sindicato de Ford informaron, recientemente, que la medida no dio los resultados esperados y tampoco generó la divisas suficientes para mantener a flote la ensambladora.
Se espera que los trabajadores de las tres empresas automotrices asistan al Ministerio del Trabajo a fin de solicitar una intervención del Ejecutivo y así preservar los miles de puestos de trabajo que dependen de dicho sector automotor.
Panorama

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado


La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela. (Foto Archivo/El Carabobeño)


Juamed Chacín || jchacin@el-carabobeno.com
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) destacó durante una audiencia de la Subcomisión de Asuntos Hemisféricos de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos que el aumento en la censura directa e indirecta, y los ataques físicos a periodistas han deteriorado las libertades de prensa y de expresión en la región.
La Subcomisión realizó la audiencia pública “Amenazas a la libertad de prensa en las Américas”, en la que Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, presentó un informe oral.
Paolillo, director del semanario Búsqueda de Uruguay, se refirió al desgaste de los derechos fundamentales observado en varios países de las Américas donde sus gobernantes, elegidos democráticamente, se comportan como “dictadores legales” que recurren a distintos métodos a su alcance para destruir a toda oposición y a los medios críticos.
El testimonio de la SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela; países donde la libertad de expresión y de prensa sigue menoscabándose.
Entre las recomendaciones de la SIP se pidió al gobierno de Estados Unidos que inste a sus homólogos americanos a ajustarse a los principios de la Carta Democrática Interamericana la que establece que la libertad de expresión y de prensa y el derecho del pueblo a la información, son esenciales para la vida democrática y el bien común.
La SIP reiteró además al gobierno estadounidense que en las conversaciones diplomáticas con su contraparte de Cuba se le dé relevancia a los temas de la libertad de expresión y la libertad de prensa, incluyéndose que se solicite la excarcelación de los periodistas independientes José Antonio Torres, Ángel Santiesteban y Yoennis de Jesús Guerra.
Estallaron bombas cerca de diarios en Ecuador
Dos "bombas panfletarias" estallaron la noche del miércoles en las cercanías de los diarios de la ciudad costera ecuatoriana de Guayaquil, El Universo (privado) y El Telégrafo (público), informaron esos periódicos, que coinciden en que los artefactos desperdigaron octavillas en las que un grupo se atribuye otra explosión ocurrida a mediados de mes.

El Universo informó en su página web que alrededor de las 22:00 hora local estalló fuera de los locales del rotativo "una bomba panfletaria" y apunta que "moradores del sector salieron alarmados de sus casas al escuchar el estruendo".

Tribunal Supremo de Justicia suspendió a la junta directiva de Copei



Redacción Web / Agencias 

En nota de prensa, la Sala Constitucional se pronunció respecto de la acción de amparo en tutela de intereses colectivos ejercida por integrantes electos de la Dirección Política Nacional y presidentes de las mesas directivas estadales de la organización con fines políticos Copei, correspondientes a los estados Anzoátegui, Aragua, Delta Amacuro, Nueva Esparta, Táchira, Yaracuy y Zulia, contra lo que denominaron vías de hecho ejecutadas por la Dirección Política Nacional de ese partido político.
Autoridades de Copei, Pedro Urrieta, Ibis Alemán, Alexis Gutiérrez, Wilgen Fernández, Silvia Melina Vásquez, Orlando Medina y Miguel Salazar, denunciaron la presunta vulneración de los derechos a la participación política y a la asociación con fines políticos, al seleccionar candidatos sin que las Direcciones Estadales fueran consultadas previamente, lo que calificaron de ejercicio abusivo, antidemocrático y desleal de las atribuciones conferidas a los miembros de la Mesa Directiva Nacional y la Dirección Política Nacional.
Pedro Urrieta, presidente del partido Copei en Delta Amacuro, manifestó que "nosotros tuvimos que acudir (Al TSJ) nuevamente, porque esto, insisto, ha venido siendo un problema de larga data. Tuvimos que recurrir a las vías judiciales para nosotros poder ser oídos ante la dirección nacional".
"Nosotros en esta fecha estamos celebrando el contenido, que se oiga a las directivas electas de los estados (...) Son 23 direcciones regionales que fueron electas en el año 2012 y sé, por una equivocación, una evasión de lo que ha sido la vigencia estatutaria, la dirección nacional del partido social cristiano Copei ha venido sustrayendo la posibilidad de que nosotros opinemos en relación a lo que deben ser no solamente las candidaturas de cara a lo que viene la próxima semana, del proceso de postulaciones, sino precisamente
en relación a lo que ha sido la conducción nacional del partido", explicó.
"Nosotros somos, en el caso de Delta Amacuro, de los más trabajadores en cuanto a lograr la unidad afectiva y efectiva para lograr el triunfo en esta entidad. Estamos comprometidos con la unidad de Venezuela, con la tarjeta única. No existe en nosotros y en nuestras acciones ninguna otra intención que no sea fortificar la posibilidad de entendernos con el pueblo, con la gente que definitivamente está padeciendo el rigor y la inclemencia de un gobierno que no tiene respuesta para Venezuela", expresó Urrieta.
Seguidamente dijo: "Nosotros estamos esperando que este 6 de diciembre la Unidad, que Copei y todos los partidos, los independientes y todo el pueblo venezolano, encuentren un camino para salir de la situación. Ratificamos nuestro compromiso con la unidad".

También señalaron en su solicitud “que el presidente nacional del partido Copei ha colocado sus intereses personales por encima de los del partido, comprometiendo a su organización en eventos y determinaciones políticas no debatidas por ellos y asignando candidaturas inconsultas con una mayoría precaria de la Dirección Política Nacional”.
Que tales hechos tienen como único fin “burlar la autoridad de los afiliados y las autoridades electas de los estados de cara a la selección e inscripción de candidatos en las elecciones del próximo 6 de diciembre”, también indicaron los demandantes, entre otras tantas acusaciones.
Ante ello y en cumplimiento del orden jurídico, el TSJ acordó las medidas cautelares solicitadas por los accionantes y, en consecuencia, acordó el nombramiento de una junta ad hoc integrada temporalmente por los accionantes miembros de ese partido, encabezada por Pedro Urrieta Figueredo, como presidente, suspendiendo provisionalmente la actual Mesa Directiva Nacional y la Dirección política Nacional de Copei.
Asimismo ordenó la realización de la consulta estatutaria a las Direcciones Políticas Estadales de Copei sobre las postulaciones en los comicios parlamentarios del presente año, con carácter de urgencia, y, finalmente, se ordenó al CNE abstenerse de aceptar cualquier postulación que no sea de las acordadas conforme a los procedimientos establecidos por la Mesa Directiva ad hoc designada.
Por último, el TSJ señaló que esta decisión debe ser acatada y ejecutada inmediata e incondicionalmente por quien hasta el momento de publicarse esta decisión cautelar se desempeñaba como Presidente y como miembros de la Dirección Política Nacional de Copei, so pena de incurrir en desacato.

El ingenio desafía a la escasez de productos



Keila Vílchez Boscán 
Panorama.com

“Yo he tenido que comprar el jabón industrial, el que venden detallado en las bodegas, y con ese lavo los platos, le coloco a la ropa en la lavadora, y hace dos semanas, que se me acabó el último pote de champú, no tuve otra opción que lavarme el cabello con eso, y así quede calvo voy a seguir utilizándolo, porque no pienso volver hacer colas de hasta tres horas por un champú o pagar el cuádruple de su precio justo”, contó en un tono chistoso José Vicuña, residente de la avenida El Milagro.
La realidad de José se extrapola a muchos hogares marabinos, donde el día a día transcurre en comprar a los revendedores, hacer colas en los supermercados o poner a prueba el ingenio para encontrar “sustitutos” de los productos de higiene personal  y del hogar que escasean en los anaqueles.
En Monte Claro, Karen Troconis le acabó las toallas húmedas a su niña, de un año, porque el período mestrual se le adelantó dos semanas. No tenía toallas sanitarias y los protectores diarios, que los convirtió —durante el mes anterior— en extra gruesos, uno arriba del otro, también desaparecieron. “Sacaba las toallas húmedas de 10 en 10 y las ponía frente al ventilador, luego que se secaban, las apilaba y las utilizaba como toallas, pero muchas mujeres han optado por el papel higiénico, y hasta papel absorbente”.
La casa de Juan Carlos Rincón, en el sector Valle Frío, tiene tres baños y su esposa, Marlene de Rincón, buscó un plan B para el jabón de tocador. El jabón azul o de pasta, como también se le conoce, lo divide en tres mitades iguales. “Tengo un mes completo que no logro conseguir el jabón de baño y prefiero comprar revendido el de pasta a 70 bolívares, que rinde para todos, que uno solo por 120 bolívares y solo alcanza para un baño”.
La creatividad en la vivienda de los Rincón se pone al límite mientras más les cuesta adquirir los llamados “regulados”. La hija mayor ha optado, en ocasiones, por el bicarbonato como desodorante, pues la última vez que compró, pagó Bs.350  por uno en aerosol.
“Mi esposa ha dado coleto con agua con conchas de piña, mandarinas secas y clavitos. Eso lo hizo una vez, porque no se conseguía el desinfectante. La casa olía al propio cóctel de frutas, yo le dije que iba atraer a un montón de hormigas”, detalló Juan Carlos.
Las mamás con los bebés han sobrepasado la perspicacia y se han graduado de ingeniosas. “Para la pañalitis maizena (almidón) y para combatir el calor del bebé, si no tenemos talco, y si no hallamos pañales convertimos las toallas clínicas en pañales para los niños”, detalló Marisol Fuenmayor, residente de Bella Vista.
En las colas de los supermercados los cuentos son imparables. Frente a la escasez de algunos rubros como el papel higiénico han salido a flote servilletas, papel absorbente, o simplemente darse un “buen baño”, como cuenta Gilberto Rodríguez, quien diseñó los pañales para su madre con los sobre de camas y suficiente cinta adhesiva. “Aunque tuve que pedirle un récipe al médico para que me vendieras los sobre de cama, con eso he resuelto los últimos meses. Los poco pañales que consigo prefiero ponérselos en la noche, que aguantan un poco más”.
El detergente ha sido sustituido por el jabón de pasta rallado, o por el industrial, incluso en algún caso por el champú, para la ropa interior. “En casa lo que ha sobrado es creatividad. Sobre todo con las alternativas para tener la ropita limpia”, dijo Gladys Paz, de San Francisco. 

Cavidea: Ocupación de galpones en La Yaguara atenta contra la soberanía alimentaria



La Patilla.com
La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) rechaza la medida de ocupación de las instalaciones industriales y comerciales de sus empresas afiliadas Nestlé de Venezuela, Cargill, Alimentos Polar Comercial, Pepsi-Cola Venezuela y Coca Cola FEMSA, ocurrida en La Yaguara.
En la operación de estas instalaciones, se generan 1.500 empleos directos y 4.000 empleos indirectos, además de representar espacios desde donde se realizan importantes actividades comerciales e industriales para el transporte y la distribución de sus alimentos y bebidas a la Gran Caracas y zonas aledañas.
Cavidea, a través de un comunicado, expresa preocupación por el riesgo que corre la estabilidad laboral de miles de venezolanos, y alerta acerca de las implicaciones que una medida como esta tiene sobre el normal abastecimiento de alimentos en la ciudad capital y zonas cercanas.
Considera que expropiar y ocupar instalaciones industriales activas que generan miles de empleos y progreso para las comunidades, no contribuye con la confianza y la seguridad necesaria para que la empresa privada siga fortaleciendo la  producción nacional.
La medida de ocupación atenta además contra la soberanía alimentaria de los venezolanos, ya que afecta directamente la operación logística de distribución de alimentos y bebidas, que es la que permite hacer llegar de manera eficiente los productos a los puntos de venta y al consumidor final.
De otra parte, Inmobiliaria Carapay, C.A., la empresa propietaria del terreno de La Yaguara, objeto de expropiación por parte del Ministerio del Poder Popular de Vivienda y Hábitat, rechazó la medida por afectar a un grupo de empresas industriales y comerciales que se encuentran operativas y son fuente de miles de empleos en la zona.
El inmueble se encuentra ubicado en la Av. Intercomunal de Antímano con calle El Algodonal, y tiene más de 70.000 metros cuadrados totalmente construidos, donde operan empresas como Pepsi-Cola Venezuela, Alimentos Polar, Cargill de Venezuela, entre otras.

Cotización del petróleo venezolano cayó a 46 dólares por barril



El precio del principal producto de exportación de Venezuela, el petróleo, cayó a 46 dólares por barril (dpb) esta semana, informó el jueves el presidente Nicolás Maduro.
La cesta venezolana de crudo y derivados se mantiene a la baja después de promediar 47,89 dpb la semana pasada y cruzar la barrera de los 50 dpb a mediados de mes, de acuerdo con un reporte del Ministerio de Petróleo.
“Este año el ingreso petrolero se nos vino en desplome libre”, comentó Maduro al presidir una ceremonia de graduación de estudiantes universitarios en Caracas.
“(Al precio del petróleo) lo tenemos en 46 dólares”, apuntó.
Venezuela enfrenta un complejo escenario ante la disminución del flujo de divisas que entra a su economía gracias a la venta de crudo, fuente del 96 por ciento de los dólares que recibe.
El precio del petróleo se ha reducido a la mitad desde mediados de 2014 y, en medio de pesados pagos de deuda externa este año, el Gobierno cuenta con menos divisas para financiar las importaciones de bienes básicos.
El año pasado, el promedio anual de la cesta venezolana fue de 88,42 dpb, desde los 98,08 dpb de 2013.
Reuters

30 julio, 2015

Empresas Polar advierte que medida de ocupación en La Yaguara pone en riesgo más de 2.000 empleos



El intento de ocupación, por parte del Ministerio del Poder Popular para la Vivienda y el Hábitat, de los inmuebles donde operan centros de distribución de Alimentos Polar y Pepsi-Cola Venezuela en La Yaguara, paralizó desde la tarde de este miércoles, el despacho de alimentos y bebidas hacia el área metropolitana de Caracas y los estados Vargas y Miranda.
“En estas instalaciones laboran 477 trabajadores de Pepsi-Cola Venezuela y 138 de Alimentos Polar. Además se generan alrededor de 1.400 empleos indirectos entre las empresas que nos prestan servicio de transporte”, informó el director de Alimentos Polar, Manuel Felipe Larrazábal. “Este es nuestro principal centro de despacho hacia 19 municipios, desde donde salen 12.000 toneladas de alimentos y 6 millones de litros de bebidas mensualmente, a más 9.900 clientes”, detalló el directivo.
La actuación de las autoridades movilizó inmediatamente a los trabajadores de ambos centros de distribución, quienes desde la tarde del miércoles comenzaron a organizarse para defender sus empleos y reclamar el derecho al trabajo.
“Pedimos que se reconsidere esta medida, en vista de que estos son centros de trabajo muy activos, en los que se presta servicio logístico para abastecer a la capital y los estados vecinos. No cuestionamos que se quieran construir viviendas, que son tan necesarias, pero nos preguntamos por qué hay que afectar instalaciones industriales activas”, señaló Larrazábal.
Representantes legales de Empresas Polar dialogaron con las autoridades del Ministerio de la Vivienda, con el objeto de conocer con exactitud el alcance de la actuación y emprender los correspondientes recursos de defensa.
Comunicaciones Estratégicas Empresas Polar

¡Nueva tragedia! Aludes de tierra sepultaron 3 aldeas en Nepal



Deslizamientos de tierra en una zona montañosa de Nepal enterraron tres aldeas el jueves, matando al menos a 20 personas, informaron las autoridades, según informó Associated Press.
El Centro Nacional de Operaciones de Emergencia de Nepal dijo que las fuertes lluvias provocaron el alúd fue en el pueblo en Lumle, a unos 200 kilómetros (125 millas) al oeste de Katmandú, donde los equipos de rescate recuperaron 14 cadáveres.

Un camarógrafo de The Associated Press vio a policías y equipos de rescate del ejército excavando entre pilas de escombros en busca de al menos 11 personas más.
Las lluvias persistentes dificultaban el rescate. La carretera que une el pueblo con Pokhara, la principal ciudad de la región, quedó bloqueada en varios puntos, lo que retrasaba las labores de rescate. El mal tiempo también impidió que los helicópteros puedan volar.
Otros cinco cadáveres fueron hallados el jueves en la cercana aldea Dudhe, en la que dos puentes quedaron arrasados.
Una persona más murió en el distrito vecino de Baglung, donde se esperaba que aumente el número de muertos.
Las fuertes lluvias monzónicas en Nepal a menudo desencadenan deslizamientos de tierra en las montañas e inundaciones en las llanuras del sur.
Un terremoto devastador en abril que mató a casi ocho mil 900 personas desencadenó también muchos aludes de tierra y las autoridades temen que las lluvias fuertes traigan más.



¿”Misión Raspa la Olla”? Así están las cosas hoy en Venezuela por David Bonyuet



El venezolano y defensor de los Derechos Humanos, David Bonyuet reseñó un nuevo artículo en el que se expresa en referencia a la situación que se vive hoy en día en Venezuela y a las consecuencias que a su criterio ha dejado la gestión del Gobierno actual y sus relaciones con Cuba.
Lea el artículo completo:
La gran garrapata del Caribe cambia de perro: los Castros viendo que ya no queda más nada que chupar de Venezuela le abren los brazos al imperio que por estos lados siguen diciendo odiar. Aunque usted no lo crea, ahora nos patean y necesitamos visa para visitar Cuba, pero no se preocupe: los Castro estan dispuestos a seguir recibiendo el petroleo gratis sin visa ni cobrarnos extra.
Tanta es la “esperanza” en la “isla de la felicidad” que 28 cubanos desertaron su régimen durante los Juegos Panamericanos de Toronto. Ya los venezolanos estamos experimentando esa URGENTE necesidad de HUIR de la REVOLUCIÓN BONITA y como balseros del aire hemos invadido todos los países del mundo. Ahora hay venezolanos en Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, España, EAU, EEUU, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Panamá, Portugal y pare de contar.
En nuestra pobre Venezuela, cada día el dolar sube más a un nuevo máximo histórico y las reservas internacionales bajan cada vez a un nuevo mínimo histórico. Hacemos el ridículo mundial con el “Bolivar Fuerte” que es la moneda más débil del mundo. De hecho, nuestro billete de menor denominación no puede cambiarse NI SIQUIERA POR UN CENTAVO en otros paises: es decir, ¡NO VALE NADA! La moneda nacional ya no llega ni a molécula cósmica.
El chavismo denigra al Libertador por triplicado:
1.- Al mantener el nombre de la moneda nacional como Bolivar.
2.- Agregarle el adjetivo FUERTE.
3.- Usar el nombre “Misiones Bolivarianas” a todos esos proyectos fracasados.
El Financial Times lo declara oficialmente: “el Bolívar Fuerte entró en caída libre”. La única constante es que todos los precios suben A DIARIO. Aun así, Maduro sigue sobornando a los países vecinos y ofrece la Misión Milagro a las islas de San Vicente y las Granadinas mientras que en Venezuela no hay lentes. Hay que advertirles: ¡esa misión es una estafa!
En PDVSA están raspando la olla con furia y rematan cuanta deuda logran cobrar; Jamaica y República Dominicana se han beneficiado de groseros incentivos solo para dar efectivo a un derrochador sin fondos. Todavía no se conoce de ninguna investigación por los 25 mil millones de dólares perdidos que denuncio Giordani y sin embargo inhabilitan a María Corina por unos cesta tickets.
Nuestra pobreza revolucionaria es tan grande que en el corto plazo tendremos que ir a mendigar a Cuba. Los chavistas lograron lo que NUNCA se había visto en la cuarta: ahora Venezuela compra gas, petróleo y gasolina, convirtiéndonos en unos bachaqueros energéticos.
El salario mínimo en Cuba es de $9 y Venezuela se acerca rápidamente a ese valor. En el gobierno la poceta está llena y solo falta que bajen la palanca... lamentablemente, ¡por ahí nos mandan a todos!
David Bonyuet @DBonyuet
Diario de Caracas

International Crisis Group: La crisis en Venezuela puede convertirse en tragedia

(Foto AP/Fernando Llano)

La organización International Crisis Group (ICG) advirtió hoy que la “crisis amenaza con convertirse en una tragedia” en Venezuela y llamó a los países de la región a involucrarse activamente en la búsqueda de soluciones, reseña EFE.
“A la gran mayoría de los venezolanos les resulta hoy imposible obtener suficientes alimentos o garantizar su salud”, señala ICG en un nuevo informe sobre la situación en Venezuela difundido hoy.
La organización especializada en prevenir conflictos esboza en el informe un panorama político marcado por el antagonismo y la falta de diálogo entre el Gobierno y oposición, la “erosión” de la democracia y unas cruciales elecciones legislativas en diciembre, en las que se presume que el descontento va a pesar en los resultados.
El panorama económico, dominado por la baja del precio del petróleo, muestra, según ICG, recesión, una elevada inflación y un fuerte endeudamiento, con acuciantes compromisos de pago.
Pero el objetivo central del estudio “Venezuela: Un desastre evitable” es exponer la “emergencia médica”, el “declive de la producción” y la “pobreza y el hambre” y recomendar algunas líneas de actuación al Gobierno, la oposición y la comunidad internacional.
Al ser preguntado por Efe si no teme que este nuevo informe sea tachado de “exagerado”, Javier Ciurlizza, responsable de ICG para América Latina, dijo hoy que objetivamente la situación ha empeorado respecto a la reflejada en anteriores informes.
“La polarización política se ha acentuado, con el agravante que hoy Venezuela no cuenta con los ingentes recursos económicos derivados de la bonanza de los precios del petróleo, que permitía sortear las crisis políticas aumentando el gasto social”, señala.
“Por eso, ahora decimos que la combinación del declive económico, las carencias sociales y la falta de diálogo político confluyen a una crisis más difícil de controlar y con menos opciones para las partes”, agregó.
Para la organización con oficina para América Latina en Bogotá, “el descenso pronunciado de los ingresos reales, la marcada escasez de alimentos, medicamentos y otros productos básicos, junto con el colapso de los servicios sanitarios” son señales de “un problema social inminente”.
“Si no se aborda rápidamente de forma contundente, se convertirá en una grave crisis humanitaria, con un impacto sísmico en la política y la sociedad”, subraya.
Tras señalar que esta situación es el “resultado de malas decisiones políticas, incompetencia y corrupción”, ICG opina que “aún hay tiempo para evitar sus peores consecuencias”.
Los países vecinos y organismos regionales como Unasur deben actuar, no solo por razones humanitarias, sino también “prácticas”.
“El colapso de la infraestructura de salud y bienestar social probablemente dificulte aún más el manejo del conflicto político, y podría derivar en una mayor erosión de la democracia y una creciente probabilidad de violencia política. Esto a su vez podría tener repercusiones más allá de las fronteras de Venezuela”, dice.
Entre los riesgos potenciales menciona una “migración económica y política a gran escala”, “la propagación de enfermedades y la proliferación del crimen organizado”.
Pero, además, advierte del peligro de “un caótico default (cese de pagos) de la deuda externa” venezolana, con consecuencias para los países del programa Petrocaribe y los que son proveedores de la otrora opulenta Venezuela, especialmente Colombia.
El primer paso con vistas a evitar una tragedia debería ser, según ICG, que el Gobierno admita los problemas, seguido del desmantelamiento del sistema de control de cambios y de la búsqueda de un apoyo amplio para implantar un programa de emergencia que restaure el equilibrio económico y proteja a los más vulnerables.
En el caso de que se logre abrir un diálogo político, la prioridad debe ser concertar acciones para garantizar el suministro básico a los más necesitados y un sistema de bienestar social libre de intervención o manipulación partidista.
La oposición, por su parte, debe “resistir la tentación de sumar puntos políticos” y presentar una clara agenda de reformas económicas y sociales.
Para ICG, el papel de los vecinos de Venezuela y la comunidad internacional en general es claro: “Deben abandonar su renuencia a actuar y presionar explícitamente para que se restaure el Estado de derecho y los contrapesos y equilibrios institucionales, empezando por la estricta supervisión de las elecciones parlamentarias”.
También deberían ayudar a “aliviar los costos sociales de la actual crisis ofreciendo alimento y ayuda médica y presionando para que se reconozcan y se controlen las epidemias”.
“El Gobierno venezolano no está garantizando un nivel mínimo y aceptable de atención médica a la población, como exigen la constitución y los estándares internacionales”, y eso “ya está costando vidas”, alerta ICG.
En cuanto a la alimentación, la organización internacional señala que Venezuela “no se enfrenta a una hambruna, pero las mejoras en materia de pobreza y nutrición que se lograron entre 2003 y 2012 se han desgastado casi por completo y el bienestar de la población se está deteriorando drásticamente”. EFE