MÉRIDA DIGITAL RADIO

04 mayo, 2017

Cambio en modalidad de pago de cestaticket generaría pérdidas de puestos de trabajo

Foto / Referencial

Giselle Amario

Caraota Digital

En Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.296, de fecha 1 de mayo de 2017, el Gobierno Nacional aprobó mediante el decreto N° 2.833 el incremento de la base de cálculo para el cestaticket así como su modalidad de pago, el cual a partir de la fecha debe ser cancelado en efectivo o a través de depósitos bancarios. 

Al respecto, lo que a simple vista representa un respiro para los trabajadores que ahora podrán disponer del dinero según les convenga, la medida se convierte en una preocupación para los empresarios cuya actividad económica gira en torno a este servicio.
“Para algunas empresas ahora se les facilita el hecho y les permite un mínimo ahorro, por el costo que pagan a empresas que generan el servicio de tarjetas y tickets de alimentación… pero ahora las prestadoras de servicio son empresas que pierden su papel y sus empleados pierden sus puestos”, declaró vía telefónica aCaraotaDigital la economista Tamara Herrera, directora de Síntesis Financiera y Tesoreros.
La especialista aseguró que la medida tomada por el Gobierno, que tiene como bandera “evitar el robo del beneficio a los trabajadores, que debían pagar comisiones de entre 15 % y 20 % para cambiarlo por efectivo” -según indicó el presidente Nicolás Maduro-, trae consigo numerosas consecuencias.
“Primero, termina de quitarle la especificidad de ese bono para alimentos… Otra arista es que progresivamente aumenta el riesgo de que se salarice ese bono y aunque, desde el punto de vista laboral, puede llamar mucho la atención y generar fiesta, tengo la certeza de que va a tener un impacto muy depresivo, fuerte y recesivo sobre cualquier empresa”, aseguró la economista.
Por su parte, la abogada laboral Maryolga Giran opinó que la medida, lejos de causar ayuda a la sociedad, está causando un grave daño. “Está causando la pérdida de puestos de trabajo en las empresas expendedoras de tarjetas y tickeras. Esos trabajadores irán a la calle, porque ya no tienen ninguna razón de ser”, lamentó.

Familias desprotegidas

Para Giran la medida también significa una desprotección a las familias venezolanas, no solo porque existan trabajadores que puedan perder sus puestos laborales, sino también porque ahora “le quitan el control a la mujer sobre la administración de ese dinero para adquirir los alimentos”.
Según indicó la abogada vía telefónica, el Gobierno Nacional no se ha detenido a evaluar en cómo afecta esta medida a la mujer que “lucha por mantener a los hijos”. Giran aprovechó la oportunidad para citar el artículo 125 de la Ley Orgánica del Trabajo que establece: “por razones de protección familiar la mujer tiene el derecho de acudir a los tribunales de menores para exigirle al patrono que le entregue a ella directamente parte del dinero que devengue el trabajador”.

Incremento inflación y escasez de billetes

“La inflación sigue caminando a un paso muchísimo mayor y se sigue cometiendo el error de perseguirla con aumentos salariales que tienen muchas consecuencias”, aseguró Herrera, quien considera que el Gobierno Nacional “no tiene mucha preocupación por lo que le sucedes a las empresas que sostienen el empleo en el país”.
Ante las declaraciones del ministro para el Trabajo, Francisco Torrealba, quien indicó que las tarjetas de cestaticket deberán adecuarse para ser usadas en cajeros electrónicos, Herrera lamentó que “no se tenga conciencia de que todavía estamos en una situación de escasez de efectivo… Es una cosa de que se toman decisiones en unos tonos sin consideración de las consecuencias”, puntualizó.