MÉRIDA DIGITAL RADIO

23 marzo, 2015

RESPUESTA AL TORCEDOR DE BRAZOS BARACK OBAMA.



GEOGRAFO: CARLOS EDUARDO ALVARADO BELMONTE
CHAVISTA HASTA LA MUERTE

Nunca antes en la historia contemporánea, presidente alguno de cualquier país se había atrevido a insultar al pueblo de Venezuela, como lo ha hecho el presidente  Obama, llamado presidente de los Estados Unidos de América, me disculpan los mártires del mundo,  entre ellos los desaparecidos físicamente como uno de los más grandes afroamericanos de la historia de los Estados Unidos el gran Martin Luther King y en  el Continente Africano el gran Nelson Mandela, hombres probos, que lucharon por la paz y por los derechos  humanos de negros, blancos, indios, mestizos y de todo el mundo. 

Una vez mencionados estos dos grandes hombres humanistas hasta la médula, seguimos con el torcedor de brazos, indigno, abusador y lacayo de intereses que brincan por encima de los intereses de los Estados Unidenses, se presta a la vil maniobra de los empresarios  que dominan a estos grandes imperios de poder,  cuyo norte es apoderarse de las grandes riquezas energéticas en cualquiera de sus presentaciones, así como el petróleo, del agua y bosques del mundo, sobre todo de Latinoamérica.

Gracias a Dios, tenemos a un Bolívar, a un Chávez y sobre todo a un pueblo, que no se dejará quitar lo que ya ha conquistado gracias al comandante eterno Hugo Rafael Chávez Frías, que lo enseño a organizarse, a cultivarse, a leer su constitución, a crear sus consejos comunales, sus comunas, a darle  valor a su pueblo, a interpretar  y entender su constitución; por esto y muchas razones más, es que a estas alturas de nuestra revolución no entendemos la posición del Sr. torcedor de brazos, y del abrazo de los lacayos y que nacionales opositores, que juegan a la invasión promulgada por el Sr. Obama, la cual de darse tengan la plena seguridad imperialistas  y lacayos, daremos hasta la vida para repelerlos.

PORQUE SOMOS HIJOS DE BOLIVAR Y CHAVEZ.
CHAVEZ VIVE CAMARADAS LA LUCHA SIGUE PATRIA O NADA.
VENCEREMOS