04 junio, 2014

EEUU: Sanciones pueden ser "útiles", pero "no ahora"

Roberta Jacobson 

La subsecretaria de Estado para Latinoamérica de Estados Unidos, Roberta Jacobson, dijo hoy que las sanciones "son herramientas útiles", pero que éste no es el momento adecuado para aplicarlas a Venezuela. 

EFE

En una rueda de prensa en Asunción, donde asiste a la 44 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Jacobson manifestó también que es necesario que se reactive el diálogo entre el Gobierno y la oposición en Venezuela para hallar una salida a la crisis en ese país.

"Las sanciones son herramientas útiles en algunos momentos, pero no creemos nosotros que ahora es el momento, ésa es la posición ahora, pero vamos a ver, necesitamos movimiento" en el diálogo, subrayó.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, pidió el martes a la comunidad internacional apoyar el diálogo en Venezuela "sin presiones ni sanciones", al inaugurar la 44 Asamblea General del organismo en la capital paraguaya.

La alta funcionaria estadounidense reiteró hoy que las acusaciones de Venezuela de injerencia de Washington en su país "son totalmente falsas".

Por su parte, la subsecretaria de Estado para Administración y Recursos, Heather Higginbottom, quien encabeza la delegación de Estados Unidos, destacó en el pleno de la Asamblea el compromiso del Gobierno de su país ara colaborar con los otros miembros de la OEA en la promoción de un diálogo "significativo" en Venezuela.

Recordó que EE.UU. apoya los esfuerzos de mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y, como el resto del continente, está interesado "en una Venezuela estable, pacífica y democrática que respete los derechos de su población".

"Creemos que es la responsabilidad del Gobierno de Venezuela gobernar de forma incluyente y constructiva para garantizar el bienestar de los venezolanos y abordar sus serios problemas políticos y económicos", aseveró ante los representantes de todos los países de América, menos Cuba, que no participa.

La semana pasada la Cámara de Representantes estadounidense, de mayoría republicana, aprobó el proyecto de ley de sanciones, que congelaría los activos y prohibiría la entrada a EE.UU. de determinados funcionarios venezolanos.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado ya había aprobado un proyecto similar.

En el caso de que ambos proyectos de ley completen su recorrido legislativo, todavía tendrían que armonizarse en un único texto antes de ser enviados al escritorio del presidente Barack Obama, quien podría firmar o vetar la iniciativa.