MÉRIDA DIGITAL RADIO

24 octubre, 2013

¡Fuga de talentos! Profesores universitarios de Venezuela migran en masa a otros países de Latinoamérica

Añadir leyenda
La fuga de talentos llegó a los espacios de la educación superior. En los últimos seis años, entre 700 y 800 docentes de las áreas Matemáticas, Física, Química, Biología e Inglés, han migrado a países como Chile, Ecuador y Colombia en busca de mejor calidad de vida.

José Silvio, profesor de Matemáticas y además representante de Aproupel, seccional Caracas, explicó que esa población de “cerebros en fuga” se registró con más incidencia en los dos últimos años, cuando 15 profesores -sólo de la Universidad Simón Bolívar- se fueron para Colombia.

Del Pedagógico de Caracas, dijo, después del conflicto que se desarrolló durante el segundo trimestre de este año, renunciaron cinco docentes.

“Unos se fueron a Estados Unidos, Inglaterra, y otros prefirieron quedarse con horas académicas en las universidades privadas, como la Ucab”.

Silvio señaló que están recibiendo el aumento de 25% fijado en enero y que en septiembre les cancelaron puntualmente el otro 25%. “Nos pagaron todos los retroactivos. Pero para nadie es un secreto que con una inflación anualizada, que está en el orden de 50% y que sólo el mes de septiembre cerró en 4,4%, más la devaluación que se hizo de la moneda, todos esos ajustes son insignificantes, simplemente no cubren la demanda. De allí que muchos deciden migrar a otros mercados donde los salarios están dolarizados”.

Carrera dolarizada

Citó por ejemplo que “en Ecuador (de hecho me estoy proyectando para ir a esa región) un docente universitario gana entre tres mil y cuatro mil dólares”.

“Allá el salario mínimo está entre 240 y 260 dólares, 15 veces más que aquí y, por supuesto, esa es una oferta que más de uno analiza y ve como un proyecto rentable”.

A su entender, la profesión docente es hermosa. Desde su punto de vista, es el conocimiento que se le imparte a la sociedad, al desarrollo del país “Es injusto que los docentes en todo el sistema educativo estén yéndose por la situación económica del país. El año entrante los cálculos indican que la inflación se va a ubicar entre 20 y 26%.

Antes hablaban de un dígito. Eso simplemente nos va a comer. Una hora docente está entre 40 y 60 bolívares para el que está comenzando. De allí que si un académico tiene tres, son 120 bolívares. En el caso de dar clases en las noches y si paga un taxi para regresarse a su casa, obviamente eso no da dividendos. 

Qué hace entonces, busca redondearse con otros trabajos en menoscabo de su salud íntegra”.
El investigador indicó que muchos estudian para especializarse y se van a un laboratorio o a trabajar como traductores, y destacó que ya uno no es un modelo para los alumnos.

Al Pedagógico de Caracas, por ejemplo, en 2012 ingresaron 167 bachilleres para cursar Biología, Física, Matemática y Química. En total, la matrícula llegó a 934. Pero la tradición acumulada en los últimos años, según Silvio, da cuenta de que, de ese total, 40% se va y del 60% restante, 50% está en especialidades, y del 10 % que realmente sigue la carrera docente, 20% es el que logra graduarse”. A este panorama suma que la carrera, en la mayoría de las universidades públicas, no es atractiva ni prestigiosa, comentó.


Información de Últimas Noticias