MÉRIDA DIGITAL RADIO

26 mayo, 2013

El Nuevo Herald: Brasil decide no importar médicos cubanos, una humillante derrota para los Castro


Noticias24 - el diario norteamericano El Nuevo Herald ha considerado que el prestigio internacional de los médicos cubanos “se ha desplomado” luego de que Brasil se negara a importar miles de galenos de la isla.

Las quejas del gremio del gigante sudamericano se escucharon: “Brasil quiere traer escoria”, había advertido el presidente del Colegio de Médicos de Brasil Antonio Patriota.
Lea completo este artículo de Antonio María Delgado, y entérese de la importancia que tiene esa iniciativa para la economía de la isla y de cómo es mientras el sistema de salud cubano.
La decisión de las autoridades brasileñas de hacer a un lado una iniciativa para importar miles de médicos cubanos no es sólo una de las derrotas más humillantes que ha sufrido el gobierno de los hermanos Castro en años recientes sino que confirma las denuncias sobre un rápido y consistente deterioro del nivel de formación académica en la isla de los estudiantes de medicina, según expertos consultados por El Nuevo Herald.
“Es una de las mayores vergüenzas que ha sufrido el régimen cubano ya que se trata de la mejor carta de presentación que supuestamente tienen los Castro para legitimar su estancia en el poder”, explicó Darsi Ferrer, un médico de La Habana y disidente que llegó hace un año a Miami.

 La discusión tomó fuerza dos semanas después de que el canciller brasileño, Antonio Patriota, anunciase que estaban examinando los términos de la colaboración con el propósito de que los médicos cubanos puedan desempeñar su trabajo sin problemas. Gremios y organizaciones médicas en Brasil se opusieron casi inmediatamente.

Brasil quiere traer escoria”, dijo Florentino Cardoso, presidente de la Asociación Médica Brasileña. “Desafío a cualquiera a demostrar la excelencia de la medicina cubana. Médicos que se graduaron allí y estudiaron cuatro años , tienen que estudiar otros dos años más pero con el fin de ejercer la profesión en su propio país”.

Posteriormente el gobierno de Brasil señaló que la cifra incluiría únicamente a médicos de España y Portugal.