MÉRIDA DIGITAL RADIO

03 mayo, 2017

Sindicato Nacional de la Prensa exigió detener violencia contra periodistas

Foto: SNTP

Caraota Digital

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), a propósito del Día Mundial de la Libertad de Prensa, pidió se detenga la violencia contra los periodistas, reporteros gráficos y camarógrafos del país, además de ser castigados los delitos en su contra.

El SNTP manifestó que las causas principales de la desaparición de la prensa libre es ” la ausencia de garantías para que los medios y sus trabajadores puedan decir e informar sin temor a represalias”. Resaltó que los medios de comunicación deben realizar un esfuerzo titánico para mantener informados a la población venezolana.
En el comunicado se recuerda que en lo que va del 2017 se han reportado “200 trabajadores de medios agredidos, 125 de ellos en el último mes. En el 80% de los casos, los responsables de tales agresiones son los organismos de seguridad de Estado. En este mismo mes, se han practicado 18 detenciones y, al día de hoy, siguen presos dos conductores del canal VivoPlay”.
Destacaron que es primordial que las instituciones del Estado investiguen y sanciones las agresiones, robos y detenciones arbitrarias contra los comunicadores.
El SNTP aseveró que “los ataques contra sus trabajadores en nada contribuye a la necesaria apertura y desenvolvimiento de los medios de comunicación, como actores fundamentales para el ejercicio de derechos ciudadanos y para el forjamiento de una sociedad cada vez más desarrollada de los medios de comunicación, como actores fundamentales para el ejercicio de derechos ciudadanos y para el forjamiento de una sociedad cada vez más desarrollada”.
El secretario general de SNTP, Marco Ruiz, indicó que durante los últimos días han ocurrido una ola de atropellos contra los periodistas. Por ello, destacó la importancia de la “actuación de fiscales y jueces para que los delitos cometidos sean castigados y cese la impunidad que se mantiene en materia de violación de derechos a los trabajadores de la prensa”.
También acotó que los periodistas y camarógrafos han sufrido ataques por parte de los manifestantes, debido a una serie de inconformidades que se han desarrollado en torno a ellos. “Cuando se hostiga a un equipo de prensa, se aniquila la posibilidad de que el hecho que se está cubriendo sea siquiera considerado como parte de la oferta informativa”, sentenció.