MÉRIDA DIGITAL RADIO

16 julio, 2015

Profesores paralizarán clases por 48 horas cada semana

ULA hará hoy referéndum para decidir si va a paro indefinido


Los docentes acordaron no reincorporarse a sus actividades en septiembre si para esa fecha no ha habido avances sobre los beneficios socioeconómicos

ANDREA MONTILLA K.
LEO LEÓN
MÉRIDA

Tras una reunión que se prolongó hasta la medianoche de ayer, los docentes de 18 universidades del país adscritos a la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela, acordaron paralizar las clases por 48 horas por cada semana sin que se acuerde un ajuste de las tablas salariales en la convención colectiva.
La secretaria de actas de la Fapuv, Keta Stephany, señaló que la junta directiva de esta federación acordó que si esta semana no se inicia la discusión sobre los beneficios socioeconómicos, irán a paro el miércoles 22 y el jueves 23 de julio.
La mayoría de las casas de estudio aún no finalizan el período académico y algunas están por empezar los cursos de verano. De continuar la suspensión del debate, el próximo paro de actividades será para los días 28 y 29 de julio.

Los docentes también acordaron no reincorporarse en septiembre si para esa fecha no ha habido avances. Stephany negó que estas acciones entorpezcan la negociación. “Con la tranquilidad más bien están dando vueltas y no discuten lo que deberían discutir. La paciencia de los universitarios se terminó”, dijo.
La Fapuv propondrá que todos los trabajadores universitarios se plieguen a estas acciones. Denunciaron que los profesores cobraron la quincena sin el incremento prometido en junio. Tampoco se ha cancelado el bono vacacional, indicó el presidente de la Apucv, Víctor Márquez.
Referéndum en ULA-Mérida. Un total de 35 mesas –17 para profesores y 18 para personal administrativo, técnico y obrero– serán instaladas hoy en la ULA Mérida para el referéndum consultivo convocado por la Intergremial Universitaria para decidir si van a paro indefinido en septiembre.
Los trabajadores de esa casa de estudios podrán ejercer el voto desde las 8:00 am hasta las 4:00 pm. Los organizadores calculan entregar los resultados definitivos cerca de las 8:00 pm luego de la totalización y consolidación de las actas.
La pregunta del referéndum será: De no aprobar el gobierno lo solicitado en la segunda contratación colectiva o de darse un aumento unilateral por parte del gobierno ¿está de acuerdo con que en septiembre se declare el paro general indefinido?
Para los dirigentes gremiales este referéndum es histórico porque se está realizando con la participación de 5 de los 6 gremios que hacen vida en la ULA y que permitirá conocer una opinión de 99% de los trabajadores universitarios.
En la ULA los paros como mecanismo de protesta comenzaron en abril pasado y se han mantenido de forma escalonada. Ayer se cumplió la segunda paralización semanal de 48 horas, y para la próxima semana tienen establecido uno de 72 horas, y así será sucesivamente cada semana hasta que finalice el año escolar. Decidieron hacerlo de esa manera para garantizarles a los estudiantes la culminación del semestre.
Denunciaron que no han recibido los 30 millones de bolívares que requieren para los cursos intensivos de verano, que deberían comenzar a finales de este mes.
Difirieron referéndum en la UCV
La Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela suspendió por ahora el referéndum consultivo del 21 de julio, en el que los docentes ratificarían o no los mecanismos de ingresos a la universidad, con 70% de las plazas asignadas por prueba interna y 30% para la selección de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, tal como se aprobó en 2008. La razón es que varias facultades ya finalizaron sus actividades y a ello se le suma el paro de 48 horas convocado por la Fapuv. La actividad quedó diferida para septiembre, dijo el presidente de la Apucv, Víctor Márquez.
Mediante un comunicado, la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar se manifestó ayer en contra de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que ordenó otorgar entre 70% y 100% los cupos de las casas de estudio a los seleccionados por la Oficina de Planificación del Sector Universitario. “Eso va en contra de la autonomía y sobre todo en contra del valor más importante de la Simón, que es el sistema de admisión”, expresó el presidente de la Apusb, Norberto Labrador.
El docente recordó que la USB acaba de finalizar el proceso de inscripción de 2.140 estudiantes escogidos por prueba interna. Ahora, por orden judicial, deberán admitir a otros 2.040 bachilleres aceptados por la OPSU: “Eso sobrepasa con creces la capacidad de infraestructura, servicios y profesores. Actualmente hay secciones con 60 estudiantes, cuando según las normas deberían ser de 35 estudiantes. De aplicarse la sentencia para septiembre tendremos secciones de entre 120 y 150 muchachos”.