15 julio, 2015

Fruticultores piden cambios para el progreso agrícola


Cristhopher Borrero
El Carabobeño.com
De cambiarse las políticas económicas vigentes, el panorama agrícola de Venezuela sería esperanzador, estimó Marcos León Guinand, presidente de la Asociación de Fruticultura. Aseguró que existen problemas con todos los rubros.
El mercado venezolano importa más del 60% del maíz blanco y azúcar que consume el venezolano. Lo propio sucede con el café, que ronda el 70% de importación.  “Nosotros que éramos el país de la arepa somos hoy el país de la arepa importada”.
El especialista recordó que anteriormente Venezuela solía exportar frutos a Martinica y Guadalupe, como a otras islas del Caribe. Desde que se estableció la política cambiaria se obligó a los productores a vender el 100% de los dólares obtenidos al Banco Central de Venezuela, a 6,30 bolívares por dólar, lo que desestimuló ese mercado.
TRABAS PARA EXPORTAR
Hay muchos problemas para exportar. El Gobierno obstaculiza la autorización de exportación de limones y cacao, así como los demás productos agrícolas del país, precisó Guinand. Contrastó que la presente producción de naranjas no se ha traducido en dinamización del mercado.

Hoy día se producen 600 mil toneladas al año de naranja, de las cuales solo se requieren 200 mil para abastecer toda la demanda nacional. El resto no se aprovecha. “No sabemos qué hay detrás de estos procesos”. Guinand también consideró que para volver a los niveles de producción nacional, ostentados en 1998, es necesario derogar la Ley de tierras, la unificación de tasas de cambio, eliminar la política cambiaria y permitir la libertad  de precios, en una fase inicial.