MÉRIDA DIGITAL RADIO

17 julio, 2015

El Físicoculturismo merideño no estará en los Juegos Nacionales




**** Fundemer no le otorgó recursos a los atletas pese a que estos se prepararon para la jornada deportiva.



Por la ineficiencia mostrada por Fundemer, definitivamente los atletas de la selección de Físicoculturismo y Fitness de Mérida no asistirán al campeonato clasificatorio a los Juegos Deportivos Nacionales, que se realizará en Caracas este sábado 18 de julio.

Así lo informó la Licenciada Wendy Vivas, presidenta de la asociación de Físicoculturismo y Fitness de Mérida, quien estuvo acompañada del atleta y entrenador Enderson Ramírez, el encargado de preparar a la selección de nuestro estado.

 Señaló la informante que a pesar de haber entregado a la Dirección Técnica de Fundemer hace más de un mes el presupuesto de la participación en esta importante competencia, faltando apenas dos días para competir, no les aprobaron absolutamente nada, poniendo como excusa que no tienen presupuesto.

La delegación de Mérida estaba conformada por 10 atletas que son: Andy Luque, Jorge Román Frabery Abreu, Patricia Goncalves, Héctor Pineda, York Molina, Daniela Bracho, Oscar Lubín, Diviana Marquina y Omar Rojas.


La atleta Andy Luque, de la modalidad de Body Fitness, se queda sin poder ir a los clasificatorios gracias a Fundemer.


Patricia Goncalvez, de la modalidad de Bikini Talla Baja, se queda en Mérida sin competir porque Fundemer no logró los recursos.

Dijo la presidenta de la asociación que en  principio el presupuesto presentado alcanzaba los 500 mil bolívares, que incluían además de transporte, alojamiento y alimentación, los trajes de baño especiales para competir, y la pintura a usar, pues hasta ahora toda la fuerte y costosa preparación para competir fue costeada por los propios atletas.

“De esta cantidad a última hora Fundemer señaló que solo podía dar 157 mil, pero que además debíamos ponerlo nosotros y ellos nos daban el dinero al regresar, lo que es inconcebible, pues esta cantidad no alcanza y además no tenemos recursos”, dijo Wendy Vivas.

 Por su parte el entrenador y atleta Enderson Ramírez mostró su molestia por la situación vivida, pues “de nada sirvió todo el sacrificio que hemos hecho nosotros como los propios atletas, las largas horas de entrenamiento, las dietas, el dinero empleado en el pago de gimnasios, la compra de suplementos alimenticios, todo de nuestros bolsillos, porque esta gente de Fundemer, de manera irresponsable, nos salen a última hora con una miseria y de paso tenemos que ponerlo nosotros el dinero”.
En este clasificatorio, el único que organiza la Federación, Mérida competía en Físicoculturismo Clásico hasta 1,75 y más de 1,75, Bikinis hasta 1,63 y más de 1,63, Fitness masculino y femenino, además de Men’physique hasta 1,75 y más de 1,75.

“Por la gran preparación que hemos hecho, nuestros atletas tenían amplias posibilidades de lograr primeros lugares y conseguir cupos para los Juegos Nacionales, pero debido a la inoperancia de Fundemer, nuestro estado quedó sin chance de asegurar medallas por este deporte en los venideros Juegos Nacionales”, dijo además el entrenador.

Los atletas y  el entrenador tenían la certeza de lograr los mejores resultados, pues este año ya habían participado, y con sus propios recursos, en cuatro competencias nacionales, trayendo los mejores resultados, todos metiéndose en el podio. En Fundemer lo sabían porque allá reposan los informes técnicos, pero aún así no otorgaron los recursos para la competencia.

Dijo finalmente Wendy, que tampoco confía en que le reconocerán los gastos que podía haber tenido de participar por cuenta propia en el clasificatorio, pues desde el año pasado le deben reconocimientos de gastos de un campeonato nacional realizado en Mérida y dos más en otros estados.

 El entrenador Enderson Ramírez quiso hacer un llamado al presidente de Fundemer, Carlos Maya, para que defienda mejor a los atletas merideños.
“Señor Carlos Maya, usted ya ha demostrado no estar en capacidad para asumir este cargo, por el bien del deporte merideño, renuncie, no deje que otras asociaciones deportivas pasen por la misma circunstancia que pasó la de Físicoculturismo. También quiero pedirles a los presidentes de asociaciones, que se pongan los pantalones y defiendan a sus atletas, pues es el prestigio del deporte merideño el que está en juego

Ricardo Cabrera, CNP 3.560