22 junio, 2015

Luis Ugalde: Es necesario un consenso para la transición en Venezuela


El padre Luis Ugalde, consideró que para que se dé el proceso de la transición hacia la democracia en Venezuela es necesario llegar a un consenso entre el Gobierno y la oposición. Así lo destacó en La mesa del editor de Analítica.com, donde compartió con Emilio Figueredo, editor de Analitica.com y los panelistas: Argelia Rios, Rodrigo Agudo, Pedro Benítez, Asdrúbal Hernández, Evelyn Rodríguez, Luis Vega Godoy, Orlando Ochoa, y Fernando Martínez Mottola.
Ugalde destacó que cuando hay una guerra o un enfrentamiento radical, si una de las partes piensa que puede eliminar a la otra seguirá enfrentándose y se alejará del objetivo, que se centra en el diálogo. “En Venezuela no se trata de eliminar el otro, pero sí se tiene la convicción de que se puede estar en el Gobierno sin la ayuda del otro”, señaló.
En este sentido, el padre Ugalde puso como ejemplo lo ocurrido en El Salvador: “La guerrilla creía que podía tomar la capital y derrotar al Gobierno y viceversa. Cuando  los guerrilleros vieron que no pudieron tomarla y la guerra continuaba, enviaron una misión a EEUU para que el gobierno de ese país interviniera para lograr la paz. Ellos fueron a la negociación”.
El jesuita agregó que lo importante es que el Gobierno o sus representantes entiendan que el país va a seguir empeorando. “No hay ninguna otra fórmula ni externa ni interna, sino crear un consenso más amplio con aquellos que, hasta hoy, yo he considerado bandidos. A eso se llega porque cada día estamos peor y se va a sentir la presión por todos lados. Va a haber un clamor. Aquí estamos cerca del clamor y, por su parte, la oposición tiene que aceptar lo mismo”, aseveró.
Añadió que la negociación siempre va a ser odiosa para ambos lados porque se supone que eres un traidor si hablas con alguien del otro bando. “Tiene que haber una visión de transición y que ambas partes se sacrifiquen por algo que vale la pena”, puntualizó.
El padre también ejemplificó el tema con el caso de España, cuando La Falange y los comunistas tuvieron que llegar a una negociación. Los seguidores de ambos lados pensaron que la acción era absurda por considerar como traidor a quien hablara con un falangista o viceversa.
“Hay que tener la convicción de que si no se hace  una negociación, es como cuando a una madre le dicen que tienen que operar a su hijo. Si no se opera, se muere. A partir de esa convicción puede haber una negociación. Yo creo que la va a haber, pero una negociación con los marcos claros”, determinó.
Los panelistas señalaron que el caso de Venezuela no es un problema estático como en El Salvador o España, sino que el país está entrando en una hiperinflación con sueldos y salarios rezagados, una producción trancada por controles, supervisiones, fiscalizaciones y una oferta desalentada en la que los empresarios esperan que algo pase para no tener que cerrar. Con esto, de aquí a las parlamentarias, entraría a hiperinflación dinámica y las propuestas que han llegado al presidente Nicolás Maduro las rechaza porque estar en víspera de unas elecciones. Sin embargo, la espera hasta las parlamentarias, de no hacer nada, podría ser letal, según los panelistas.
La erosión que se está viviendo en Venezuela está afectando a todos los sectores y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no se escapa de esto.
Ugalde aseveró que esto “no va a terminar ni en Guerra civil ni en Golpe Militar porque el militar no tiene las soluciones. El viento internacional latinoamericano va en contra de Venezuela, ya que se convirtió en una molestia para la comunidad. Así que un Golpe puro y duro no tendría apoyo ni de Europa ni de EEUU ni de Unasur”.
Junto a los panelistas, Ugalde concluyó que es necesario un Gobierno de transición que surja de un consenso entre la partes y, para que haya consenso, es necesario el perdón.
“El problema no es si la oposición acepta, sino si el Gobierno acepta y para eso hay que obligar”, aseveró.  Los panelistas señalaron que el Gobierno no va a dialogar porque le guste dialogar, ya que va contra todos sus principios, pero la realidad del día a día, la desesperación de la gente y las elecciones van a obligar a que se dé este paso hacia un consenso y un Gobierno de transición, sin embargo, Ugalde señaló que la transición no será ninguna estrella del Gobierno, ni de la oposición porque las negociaciones son odiosas.
 Original en Analítica