05 junio, 2014

“La inseguridad en la ULA”

Un problema que va en aumento 

  ***Se deben tomar las medidas correspondientes para combatir y erradicar la grave situación de inseguridad que viven hoy en día nuestras instituciones universitarias, y en especial nuestra insigne Universidad de Los Andes


Hace pocos meses teníamos la esperanza de que para el grave problema de inseguridad por el cual atravesaba nuestra institución se había encontrado una salida positiva. Era solo un sueño, ya que en el día de hoy el problema se ha agravado y nuestro personal más que nunca se siente amenazado. 

¿Qué está sucediendo?, la universidad posee varios núcleos, todos ellos de suma importancia y los planteamientos en ese sentido se multiplican cada vez más, dejando expresa constancia y así lo quiero dejar plasmado, que lo que hacemos conocer no obedece a razones políticas, sino de pura realidad. Hace apenas una semana, en el último Consejo Universitario, el Núcleo “Rafael Rangel” de Trujillo clamaba ante el Consejo Universitario por una discusión profunda sobre el tema. 

La Villa Universitaria de ese Núcleo había estado y está sometida a amenazas continuas de carácter delincuencial. La comunicación enviada al cuerpo estaba más o menos redactada en los siguientes términos: 

“Comunicación N° C.N. 0256-14, de fecha 07-05-2014,
suscrita por los Profesores Erick Brown Decano Presidente y Carmen Castillo, Coordinadora de Secretaría del Consejo del Núcleo Universitario “Rafael Rangel” de Trujillo, mediante la cual informamos que en sesión ordinaria celebrada en la misma fecha, en el punto relacionado con la inseguridad de ese Núcleo, este Consejo de Núcleo conoció la propuesta del Profesor Efrén Pérez, miembro de ese Consejo, quien solicita la declaración de ese Núcleo en emergencia, en materia de seguridad, en atención a la comunicación s/n, del 07-05-2014, suscrita por estudiantes, quienes denuncian que el día 06-05-2014, tres estudiantes del NURR fueron amenazados, golpeados y atracados en las instalaciones de la Villa Universitaria.

Al respecto, ese Consejo de Núcleo luego de analizar los alcances de dicha decisión, acordó de manera unánime solicitar a este máximo organismo, que declare en emergencia a este Núcleo, por cuanto existen razones de peso para tal solicitud. 

Asimismo, se declaran en sesión permanente para la discusión del tema relacionado con la inseguridad”. Creo que es necesario el hacer conocer esta comunicación a fin de que la comunidad se acabe de dar cuenta si no ha sido víctima de tal flagelo, de que debe tomar las debidas providencias para tratar de asegurar buena parte de su propia vida. 

Estoy seguro que una comunicación como esa coincide con el sentir de cada una de las dependencias del Núcleo Mérida y Táchira, por solo mencionar algunas. 

La pregunta que quedaría por responder es aquella de: ¿Qué hacer?, la cual pienso, algunas veces, que por el momento no se pudiera aclarar en su contenido, ya que el mismo país lo siente así, claro: lamentablemente. 

Pero razonemos ya que algo se debe hacer, se deben tomar medidas extremas aunque no sean del gusto de muchos, pero señores: preservar la vida de todos debe ser la meta de las
instituciones y por lo que veo de nosotros mismos. 

Prensa Vicerrectorado Administrativo ULA.
Foto: Carlos Castro