RADIO MÉRIDA DIGITAL

02 enero, 2014

Inflación, el gran reto del Gobierno para el 2014

Panorama.com

La inflación de bienes y servicios es el mayor dolor de cabeza o el talón de Aquiles del Ejecutivo nacional en 2013. Ahora, el reto se hace mayor en este nuevo año. El Índice de Precios al Consumidor (Inpc) acumuló en todo el 2013 un 56,2%; la cifra histórica más alta en los últimos 15 años, de la era Chávez-Maduro.


Este resultado se ubica unos 30 puntos más que en el comportamiento de la variable en 2012 (que fue de 20,8%).

La escasez de bienes, flagelo que afecta la calidad de vida del venezolano, es otro obstáculo que deberá vencer el Ejecutivo nacional este año.


La escasez repuntó en octubre y llegó a su máximo histórico, al ubicarse en 22,4%; también se convierte en el registro más alto de 2013.

En abril pasado, la variable había alcanzado su pico más alto con 2013; mientras en todo el período promedio un 20%.


La inflación mensual de octubre se ubicó en 5,1%, la segunda más alta del año; detrás del 6,1% reflejado en mayo pasado.

Después de varios días de espera, el Banco Central de Venezuela (BCV) dio a conocer el resultado inflacionario de noviembre y diciembre, que resultaron en 4,8% y 2,2% respectivamente.


En el comportamiento de la inflación durante el 2013 influyeron los renglones de bebidas alcohólicas y tabaco y el sector de los alimentos; esta categoría lleva la batuta en el último año al acumular casi un 80% de inflación.

El reconocido experto agrolaimentario, Carlos Machado Allison, explica que en el caso de los alimentos la inflación es mayor “porque la producción ha disminuido demasiado.

Tal cosa es percibida por el consumidor tanto por el aumento de los precios, como por la escasez continua o esporádica de algunos productos que, según el BCV, se ubica cerca del 20%”.


“Hace una década Venezuela destinó 1.500 millones de dólares en la importación de productos agropecuarios, el año pasado la factura fue de $ 8.100 millones de acuerdo con las cifras oficiales.

En esa factura destaca el crecimiento en la importación de carne, arroz, azúcar, aceite y alimentos para animales (maíz, torta de soya). Hace cinco años la producción agropecuaria nacional se acercó a 19 millones de toneladas y en la actualidad no llega a 15 con el agravante que en 5 años el número de personas ha aumentado en 2,5 millones”, sostuvo Allison.


Ante el crecimiento de la demanda en el país, los números de crecimiento que reporta el Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) de 10,6% con respecto a 2012 parecen insuficientes. La cartera reportó aumento en las cosechas de materias primas básicas como maíz blanco y amarillo, arroz paddy, caña de azúcar, papas y hortalizas.

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) aseguró en reiteradas oportunidades el año pasado que las industrias afiliadas operaron al máximo de la capacidad que la materia prima les permitía. También manifestó que era necesario que se revisaran los precios para estimular la producción.

Al respecto, se espera que para el 2014 buena parte de las divisas que atenderá el Centro Nacional de Comercio Exterior vayan hacia los alimentos, rubro excluido de las subastas del Sicad y considerado como prioritario para la economía del país.

Sobre los actuales niveles de inflación, el presidente Nicolás Maduro, ordenó rebajas de precios de electrodomésticos, ropa, carros, muebles y juguetes, bajo la advertencia de arresto a los comerciantes.
“Si Venezuela no estuviera sujeta a esta guerra económica, tuviéramos una inflación de un dígito y no de 56%”, justificó Maduro.

Ciertamente, las fiscalizaciones realizadas desde noviembre impactaron en el renglón de bienes diversos, que arrojó cifras negativas; pero no se logró el mismo efecto en el índice general; debido a que el mayor peso de la canasta se lo llevan los alimentos, un 41%.

El economista José Ramón Acosta explica que factores como la baja oferta y escasez a causa del retraso en la entrega de divisas, aunado al incremento de la demanda, hacen que la inflación se acelere para esta fecha.

“Si la medida tuvo algún impacto éste será muy bajo y será puntual y a largo plazo esas medidas no reflejan solución alguna, todo lo contrario, agravan el problema. A la par a esta situación se va a observar un aumento de la escasez”, dijo Francisco Ibarra, director de Econométrica.

El Presidente también afirmó que los controles del gobierno detectaron “una burbuja inflacionaria en el sector alimentos por encima del 3.000%. Si no existiera el sistema alimentario hubiese habido una hambruna”, aseguró en su balance de fin de año..

Desde 1987, y en una secuencia ininterrumpida hasta 1999, la inflación anual en Venezuela excedió el 20%, según reseña el informe del economista Francisco Vivancos, de la Gerencia de Investigación económica del Banco Mercantil de septiembre. Para el investigador, la reanimación de las presiones inflacionarias del año pasado están vinculadas con un “deterioro” fiscal y monetario.


El Gobierno prevé para el 2014 una inflación entre 26% y 28%, cifra que supone todo un desafío a la luz de los resultados del 2013.