MÉRIDA DIGITAL RADIO

07 enero, 2014

Capriles propone a Maduro trabajar unidos contra la inseguridad

Este martes, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, acompañó al alcalde electo de El Hatillo David Smolansky, durante su Juramentación para el período 2014-2018. Desde allí, el mandatario regional se pronunció sobre la muerte de la joven actriz venezolana Mónica Spear y su pareja, la noche del lunes en manos del hampa. 

Durante la actividad reiteró el llamado que hiciera más temprano, a Nicolás Maduro, en su cuenta en la red social Twitter, para unir esfuerzos para combatir la violencia en Venezuela.

“Yo le propongo al gobierno de Nicolás Maduro, que dejemos de un lado las diferencias que tenemos en lo político y que nos unamos en un solo bloque para ganarle la lucha a la violencia. Para ganarle esta batalla a la inseguridad. 

No solo por el asesinato de Mónica Spear, sino por la situación que vivimos en este país, donde cerramos un año donde se registraron casi 25 mil asesinatos, es una situación de emergencia. Pedimos al país que esta situación llame a una reflexión inmediata como país, no como un caso aislado sino como un todo. 

Este suceso nos debe convocar a todos los que tenemos responsabilidades de gobierno. Poner de un lado las profundas diferencias políticas que podamos tener, y unirnos en un solo bloque para ganarle la lucha a la violencia. 

Lo que más debería pegarnos en el alma es que pareciera que el país se está acostumbrando a este tipo de noticias. Esto pareciera que ahora solo se trata de un número y no hay nombres, no hay apellidos, ni familiares. Esto es para ellos un número más que se suma a esta larga lista de venezolanos que han caído en manos de la violencia”.

Insistió que el problema de la violencia se puede solucionar con voluntad política. 

“Lo hemos dicho muchas veces no podemos estar buscando siempre a quién echarle la culpa. Aquí tiene que haber voluntad política, no podemos estar diciendo que si la culpa es de un medio de comunicación o de un partido político o la oposición. Aquí se trata de convocar sin complejos a todos los sectores del país. 

Para ganarle la batalla a la violencia, no para tapar los hechos de violencia. El sistema de administración de justicia en este país da respuesta rápida cuando se trata de un tema político, pero la justicia no da respuesta cuando se trata de un caso de delito común. 

En Venezuela tenemos entre 92 y 95 por ciento de impunidad en cuanto a casos de asesinatos, de cada 100 asesinato solo 8 reciben sentencia. Tiene que cambiar este sistema, porque todos sabemos que ha sido una gran mentira el proceso de humanización de las cárceles, porque desde ellas se sigue manejando la delincuencia organizada”.

El gobernador también pidió que se abra el debate en cuanto a la situación económica del país. 

“Todos sabemos que la gasolina en Venezuela es prácticamente regalada, pero si ustedes le van a pedir otro sacrificio a los venezolanos, primero hay que sincerar las cuentas y poner orden en la casa. Dejen de regalar el petróleo, son 7 mil millones de dólares que se regalan al año y entonces abriremos el debate con sinceridad, honestidad y transparencia. 

Ahora informan que hay un amento del 10% en el salario mínimo de los trabajadores, si yo estuviera hoy donde deberíamos estar nosotros hubiésemos arrancado el año con un amento salarial en la misma proporción al porcentaje real en el que se ubica nuestra inflación. Esto si sería un ajuste real al ingreso de los venezolanos, 10% es una burla a las necesidades de nuestro pueblo”.

Asimismo, se refirió al nuevo año legislativo de los diputados al Hemiciclo. “Yo creo que a estas alturas el país ya no tienen ninguna expectativa con esta Asamblea Nacional que tenemos, ha quedado más que en evidencia en lo que se ha convertido. Lo que tenemos que hacer es ponernos a trabajar desde ya para tener el próximo año una Asamblea Nacional que refleje la realidad del país. Eso se ha convertido en un circo de insultos y ofensas que no reflejan en nada el sentimiento nacional”.


Prensa Henrique Capriles / Keissy Bracho