RADIO MÉRIDA DIGITAL

23 octubre, 2013

Nicaragua acumula gigantesca deuda con Venezuela

Nicaragua le adeudaba a Venezuela más de $2,715 millones para finales del 2012 por el suministro de crudo, de los cuales $2,464 millones eran obligaciones que ya se encontraban en estado de morosidad, según un documento interno del régimen de Caracas que expone el desmedido aporte del chavismo al gobierno de Daniel Ortega, publica El Nuevo Herald.

Antonio Maria Delgado
adelgado@elnuevoherald.com


Venezuela suministra cerca de 27,000 barriles diarios de petróleo a Nicaragua, volumen que a un precio de $100 el barril, le generarían cerca de $985 millones al año al país sudamericano.

Pero Nicaragua sólo le había pagado a Venezuela cerca de $719 millones a lo largo de más de cinco años en suministro de crudo, compensación en productos agrícolas que promediaban cerca de $145 millones al año, resalta el documento titulado “Informe sobre la situación de compensación financiera entre la República de Nicaragua y la República Bolivariana de Venezuela al 23-10-12”.

De continuar la tendencia y bajo los actuales precios del petróleo, la deuda nicaragüense estaría aumentando a un ritmo de unos $800 millones al año.

La acumulación de la deuda nicaragüense se produce en momentos en que la nación sudamericana atraviesa una aguda crisis económica ante el colapso del modelo económico aplicado por el chavismo a lo largo de los últimos 14 años. El régimen de Nicolás Maduro actualmente carece de los recursos necesarios para importar los productos básicos de consumo, lo que está sometiendo a los venezolanos a agudos problemas de desabastecimiento.

Por otro lado, el elevado monto de obligaciones morosas llama la atención en vista de los términos favorables con que el crudo venezolano es suministrado a Nicaragua.

Bajo los términos de los acuerdos entre los dos países, el 50 por ciento de la factura debe ser pagada en un período de 90 días, con un interés de dos por ciento anual.

El 50 por ciento restante, debe ser pagado después de un plazo de 25 años con un interés del 2 por ciento.
La tasa de interés otorgada es sumamente baja si se toma en cuenta que el financiamiento obtenido por la estatal Petróleos de Venezuela en los mercados internacionales supera el 12 por ciento anual.

Pero del 50 por ciento financiado a largo plazo, Venezuela otorga un beneficio adicional al absorber por su propia cuenta un 25 por ciento de ese monto.

“Esta porción [equivalente a un 12.5 por ciento de la factura total], una vez deducidos los costos operacionales y financieros, se asignará al Fondo ALBA a los noventa días de la facturación, el cual, servirá para financiar obras de infraestructura, proyectos sociales y otros en la República de Nicaragua”, explicó el documento.

Funcionarios del gobierno venezolano no estuvieron disponibles para conversar con El Nuevo Herald.
Según el informe, Nicaragua paga el petróleo venezolano principalmente mediante productos agrícolas, incluyendo carne de ganado, leche de ultra pasteurización, frijoles negros, aceite refinado de soya, azúcar y aceite crudo de palma.

El reportaje completo en El Nuevo Herald