MÉRIDA DIGITAL RADIO

25 octubre, 2013

Los Alquimistas del Alma


**** El camino del amor y los principios que componen el alma

ADRIANA SALOMÓN

El alma está compuesta por muchas emociones implícitas  sin una preparación previa y al parecer esto es algo que fue ideado a propósito, pero no es así , el ser humano fue dotado de ese fuego de Prometeo o del alma o como queramos llamarlo. 
Es la decisión lo que nos permite desarrollarla y moldearla de acuerdo a los fines más nobles  o innobles , lo principal es entender que estamos en un mundo dual, desde el Génesis hasta el Apocalipsis nuestra vida está sujeta a la eterna  dualidad, tanto que somos dos géneros para reproducirnos, pero como individualidad todos los días de nuestra existencia nos enfrentamos a la dualidad. 
A una elección constante que se convierte en una trampa o en una satisfacción pero, es importante entender que dentro de  esa dualidad siempre se encierra algo bueno, no  importa las consecuencias que el elegir nos acarree al tomar la decisión que tomemos, siempre tengamos presente que  tomaremos el camino correcto .
Es necesario aclarar que nuestra dualidad también se deriva de decisiones que construyan, no que destruyan, sin embargo, quien elige inclinarse por el mal tendrá también sus consecuencias.
En el mundo queramos o no somos un todo y en esta entrega  y las subsiguientes explicaremos cómo podemos ser los alquimistas del alma y cómo podemos amarnos a nosotros mismos.
Así las cosas, nadie ha visto el alma, nadie conoce de qué está hecha y hay muchas ideas que tratan de definirla, pero el alma es lo que nos diferencia de los elementos inertes. Los seres vivos tienen alma más no el discernimiento humano, el análisis, la dialéctica, la toma  de decisiones y la elección de vivir es única y exclusivamente de los seres humanos. Hoy día la gente tiene una búsqueda y la primera característica que define el alma es la carencia .
LA NECESIDAD DE CARENCIA : Es aquella que se expresa en que aunque tengo todo siempre, tengo la sensación de que me falta “algo".  Lo que tengo nunca me es suficiente, puedo tener mucho a nivel familiar, material, social, intelectual pero nunca me siento totalmente realizado.
Este sentimiento es común y no necesariamente malo pero si no se concientiza, ese sentimiento, NUNCA podemos ser plenos. Este sentimiento es la raíz de todos los pecados y en especial, de los siete pecados capitales. 
La carencia es un sentimiento inherente desde que somos concebidos. Crecemos de cuerpo físico y por eso, buscamos competir para ser un embrión. Hasta la naturaleza nos ayuda a compensar esa carencia , pero el punto álgido comienza desde el momento en que somos obligados a nacer y a vivir.
Desde bebes necesitamos cuidados y los demandamos enérgicamente y si nos detenemos a pensar siempre estamos demandando necesidades de todo tipo pero, eso obedece a que necesariamente TENGO QUE ADHERIRME A ALGO, TENGO QUE BUSCAR ALGO QUE COMPENSE MI TRANQUILIDAD EN EL VIENTRE MATERNO, siendo una de las  salidas para ello, la espiritualidad. Si no cultivamos esa espiritualidad, no podemos nunca dejar de sentirnos insatisfechos .