RADIO MÉRIDA DIGITAL

24 septiembre, 2013

Crisis eléctrica compromete inversiones extranjeras en Venezuela

(deInmediato) (Europa Press)

La crisis eléctrica de Venezuela podría comprometer las inversiones extranjeras en el país, y especialmente las españolas, cifradas en 454 millones de euros en 2012, según datos del Banco Central de Venezuela.

Fuentes de diversos sectores económicos venezolanos aseguran que la actual situación pone en peligro el esfuerzo inversor de España, que se había consolidado como tercer país con mayores inversiones en el país, tras Holanda y Francia.

Estos sectores señalan que la incertidumbre que pesa sobre el sector eléctrico en Venezuela, reflejado en el fallo eléctrico que ha mantenido a la mayor parte del país a oscuras y que ha puesto en pie de guerra a los opositores del régimen de Chávez, compromete de forma determinante las inversiones españoles y del resto de países en un sector estratégico.

En 2012, según cifras del Banco Central de Venezuela, España fue el tercer país que más invirtió en Venezuela, con 454 millones de dólares, tras Holanda y Francia. Esta cifra supone más del 14 por ciento del total de inversión extranjera en el país caribeño que asciende a más de 3.200 millones de dólares.

En la lista de inversores están también Estados Unidos, en cuarta posición con 266 millones de dólares, Reino Unido (216millones de dólares), Panamá (139 millones de dólares) y China (128 millones de dólares), entre otros,

La inversión de compañías privadas españolas abarca sectores tan diversos y estratégicos como el energético (Repsol), eléctrico (Iberdrola, Duro Felguera, GCE), Telecomunicaciones (Movistar cuenta con el 30 por ciento del mercado de móviles con 9 millones de usuarios y el 22 por ciento de telefonía fija) o alimentación (Leche Pascual).

Sólo Repsol ha realizado inversiones desde 1994 por valor de 1.700 millones de dólares y otras empresas como Duro Felguera lleva invirtiendo de forma continuada en mejoras en el sector eléctrico del país desde hace una década.

Sector clave
El sector energético es clave para la modernización del país, tal y como demuestra una encuesta realizada a finales de 2012 por el gremio de empresas manufactureras, que apuntaba al racionamiento eléctrico como una de las principales barreras que impiden el desarrollo del sector industrial venezolano.

El déficit energético y el envejecimiento de las instalaciones de la red de producción y distribución eléctrica venezolana suponen un hándicap para el avance del país. De ahí la importancia que tienen las inversiones que están realizando empresas españolas pero también francesas, chinas, argentinas o estadounidenses.

En este proceso de reestructuración del sector, desempeñan un papel clave las empresas privadas nacionales como Derwick o GTME, que apuestan por invertir e innovar en un sector clave para el país pero igualmente complicado, tanto por su escaso nivel de desarrollo como por el uso político que hacen tanto los partidarios como los opositores al Gobierno chavista.

Según las mismas fuentes, de cara a las elecciones municipales de diciembre, éste se está convirtiendo en uno de los asuntos clave, en medio de críticas a las compañías privadas que gestionan las concesiones públicas del sector eléctrico.


Estas campañas también afectan negativamente a la reputación e imagen de empresas nacionales e internacionales, como las españolas, que, ajenas a las disputas políticas, ponen a disposición del avance del país tecnología, innovación y personal cualificado. (deInmediato)