MÉRIDA DIGITAL RADIO

06 junio, 2013

“¿Por qué el Gobierno no habla del ‘Golpe de Timón’? Esto silencia lo que Chávez expresó”

Noticias24 – Nicmer Evans, señaló este jueves en su columna de opinión, que “ha sido muy difícil la superación de la partida física del Presidente eterno Hugo Chávez Frías, pero aún más difícil ha sido garantizar las condiciones para mantener su legado“.

“Esta carta de navegación (Golpe de Timón) junto al Proyecto Patria, sin duda son los últimos documentos que demarcan la ruta a seguir por quienes han asumido las riendas de conducción del proceso revolucionario, y quienes desde las bases los apoyamos. Pero sobre estos dos documentos y más sobre el primero, existe un silencio en el discurso oficial que silencia de alguna manera todo lo que ahí expresó el Presidente Chávez, crítica que hago invitando a que se corrija.


A continuación la columna completa:

Ha sido muy difícil la superación de la partida física del Presidente eterno Hugo Chávez Frías, pero aún más difícil ha sido garantizar las condiciones para mantener su legado. La última instrucción en políticas públicas formulada por él, desarrollada el 20 de octubre de 2012 y denominada “Golpe de Timón”, fue de las críticas más duras y certeras propinadas por Chávez contra su propio gobierno.

Esta carta de navegación (Golpe de Timón) junto al Proyecto Patria, sin duda son los últimos documentos que demarcan la ruta a seguir por quienes han asumido las riendas de conducción del proceso revolucionario, y quienes desde las bases los apoyamos. Pero sobre estos dos documentos y más sobre el primero, existe un silencio en el discurso oficial que silencia de alguna manera todo lo que ahí expresó el Presidente Chávez, crítica que hago invitando a que se corrija.


“Golpe de Timón” tiene una serie de instrucciones muy claras y precisas, tal como la eliminación del Ministerio de las Comunas, que hoy en día ni se comenta, entre otras instrucciones y reflexiones que en un artículo anterior ya adelantaba y que deseo complementar con otros elementos de relevancia, tomando citas textuales para argumentar los siguientes planteamientos:

Preeminencia de lo político sobre lo económico

La revolución económica debe estar orientada por la revolución política, lo contrario pervertiría la batalla cultural. Cualquier diálogo con factores económicos capitalistas debe ser en el marco de la defensa del proyecto socialista, y no puede permitir negociar ningún principio. Sobre esto Chávez dijo:
“Por eso la revolución política es previa a la econonómica. Siempre tiene que ser así: primero revolución política, liberación política y luego viene la revolución económica. Hay que mantener la liberación política, y de allí la batalla política que es permanente, la batalla cultural, la batalla social”.

La necesaria e imprescindible Planificación y las redes para su concreción

El riesgo de no planificar y ejecutar en red, articulando todos los factores en función del proyecto político, no sólo pondría en riesgo su avance, sino, pondría en manos del capitalismo todo lo que se ha logrado hasta ahora. Sobre esto Chávez dijo:
“El nuevo ciclo de la transición; la construcción del socialismo, de nuestro modelo. Nosotros debemos territorializar los modelos. Yo me imagino, por ejemplo, un sector de Sarria, la calle real de Sarria, el edificio y la panadería, el Pdval y la Farmapatria son elementos nuevos, como de un injerto. Ahora, compañeros, compañeras, camaradas, si este elemento no formara parte de un plan sistemático, de creación de lo nuevo, como una red, esto sería A y esto sería B, esto sería C, D, E, etc., y una red que vaya como una gigantesca telaraña cubriendo el territorio de lo nuevo, sino fuera así, esto estaría condenado al fracaso; esto sería absorbido por el sistema viejo, se lo traga, es una gigantesca amiba, es un monstruo el capitalismo.”

Contra el stalinismo dentro del proceso

Permanentemente el Presidente Chávez lo comentaba, y esta no podía ser la excepción, aunque la URSS era un importate referente sobre el socialismo práctico, tanto el stalinismo como la acción imperialista, osea, tanto los errores internos, arbitrariedades, falta de dirección colectiva y socialización de los procesos decisionales y corrupción, como los ataques divisionistas imperiales, lograron frenar la concreción del socialismo y disolvieron cualquier esperanza de salvar lo que originariamente era un proyecto profundamente revolucionario. Sobre esto Chávez nos alertó:
“Esto lo digo yo, no para que nos sintamos acogotados, amilanados; todo lo contrario, es para coger más fuerzas ante la complejidad del desafío. Recordemos la Unión Soviética, lo que el viento se llevó: en la Unión Soviética nunca hubo democracia, no hubo socialismo, eso derivó y los líderes no se dieron cuenta o si se dieron cuenta no pudieron, y el imperio aquel golpeando, la culpa no es sólo de la Unión Soviética, la culpa fue tambien de todas las agresiones externas, sabotajes económicos, guerras biológicas, bacteriológicas, bombardeos y explosiones en la industria petrolera soviética y luego las contradicciones, las divisiones, la cultura.”

El necesario ejemplo y la ética revolucionaria

En un momento tan sensible como este, uno de los aspecto tocados por Chávez en “Golpe de Timón” fue el elemento ético revolucionario que debe prevalecer en las acciones de gobierno y en la actitud de cada uno de los miembros del Consejo de Ministros y del alto Gobierno. Así, Chávez evoca al ejemplo y el desarrollo de la sensibilidad ante los problemas de los más pobres.
En este sentido Chávez dejó la siguiente pregunta, inquiriendo a su puesta en práctica:
“Díganme ustedes cuántos ministros, ustedes, mis queridos compañeros, se han ido a dormir en un barrio tres días; dígame quién.”
Poniéndo además en evidencia, que ninguno de sus ministros vive en alguna zona popular o mantiene vinculación estrecha con ellas.

Sobre las verdaderas transformaciones vs. el reformismo

Sobre las verdaderas transformaciones versus el reformismo, Chávez siempre optó por los cambios desde la raíz, radicales, haciendo énfasis en la visión socioproductiva. Aún hoy, por ejemplo, Ciudad Caribia no tiene la primera empresa socioproductiva, y su zona industrial es sólo un espacio en el proyecto original. Sobre la importancia de los verdaderos objetivos, Chávez dijo:
“Creemos que la carretera es el objetivo, ¿será el ferrocarril el objetivo?, ¿será la carretera el objetivo? ¿O cambiar toda la relación geográfica-humano socioterritorial y cultural de sus inmediaciones a lo largo de un eje? Este último sí es, pero a veces no lo queremos entender, a veces no, casi nunca lo entendemos.”

Sobre el riesgo del egoísmo intergubernamental

La competencia, el egoísmo, la deslealtad, el figurismo, dentro de un equipo determina su futuro. El llamado de Chávez a incluir todos los factores políticos del proceso, incluso a los más críticos, para sumar con transparencia, y con comunicación franca y certera fue uno de los últimos llamados de Chávez a su equipo más cercano. Sobre esto, Chávez en “Golpe de Timón” dijo:
“Por ahí en alguna parte leí, lo he comentado también, pero como ya son varios consejos de ministros, varias etapas, a lo mejor alguno de ustedes no me ha oído decir esto, a lo mejor lo saben ustedes mejor que yo: un equipo que no se comunique o un equipo que se comunique en un nivel muy bajo, no va a dar más.”
Termino preguntándome: ¿Por qué nuestro gobierno no habla del Golpe de Timón?
“A tres meses de tu partida Comandante: ¿Por qué no se habla del “Golpe de Timón”?”
Por: Nicmer Evans