MÉRIDA DIGITAL RADIO

08 mayo, 2013

El pan canilla está caro y escaso


Panaderos deben administrar los inventarios para poder operar

Ultimas Noticias

 "Señor, me puede dar seis canillas?", preguntó una señora. "Lo siento doñita; vendemos sólo dos por persona".

En otro expendio ubicado en el Este, aparece un letrero explicativo de la venta racionada del popular pan y de otras presentaciones, como el campesino o el sobado. Tres cuadras más allá, sólo había canilla de hojaldre, que es más cara.
"No hay suficiente harina; preparamos pan tres veces al día y vendemos 2 o 3 unidades por persona, dependiendo de los inventarios que tengamos: para administrar mejor la harina dejamos de elaborar pan de hamburguesas y perros calientes", dijo el dueño de un local de la avenida Lecuna.
Amotinados. Hace dos meses los panaderos aumentaron el precio de la canilla. Cansados de esperar el tan anhelado reajuste, poco a poco cada local fue subiendo el precio. Las más populares la venden en Bs 2,50; las más lujosas lo hacen a Bs 4 o Bs 4,50. El pan salado tiene más de dos años regulado a Bs 5,52 el kilo. "Los costos han subido más de 300%", aseguran los panaderos.
De manos atadas. "Estamos en una situación crítica", alertó el presidente de la Federación Venezolana de Industrias Panificadoras (Fevipan), Tomás Ramos, quien explicó que los conflictos laborales que se desarrollaron a final del año pasado en varias plantas molineras afectaron la productividad de las panaderías.
Agregó que esto sigue afectándolos, pues ante la escasez de harina las panaderías se vieron obligadas a consumir sus inventarios de seguridad. Así, "en el último trimestre de 2012 se procesaron 135 mil sacos menos que en el mismo período de 2011; en el primer trimestre de este año fueron 50 mil sacos menos", dijo Ramos.
Añadió que a esta situación se une el rezago en el precio regulado del pan salado y los problemas de acceso y costos de la materia prima e insumos. "Con la devaluación, el saco de harina industrial pasó de Bs 260 a Bs 380".
Explicó que tienen serios problemas con el abastecimiento de grasas y de otros insumos. Por ello, solicita se agilicen las liquidaciones de divisas para adquisición de equipos e insumos.
Ramos confía en que serán escuchados por las nuevas autoridades del Ministerio de Alimentación: "esperamos establecer el diálogo y el trabajo conjunto para poder salir adelante en esta coyuntura".