ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

22 febrero, 2015

Líneas sueltas desde el exilio



OSCAR PÉREZ- Del partido Alianza Bravo Pueblo. Exiliado en Perú

Con los ojos nublados por las lágrimas que recorren ahora mi rostro he decidido redactar algunas líneas sueltas, desordenadas tal vez, que brotan como agua de manantial desde lo más profundo de mi alma herida por la lejanía de los afectos y la soledad propia de quien se sabe en el destierro.
A veces me pregunto si realmente algunos piensan que en el Exilio la pasamos bien y no tenemos problemas que inmisericordemente nos agobian y hacen aún mucho más fuerte la carga en esta nuestra “Patria Prestada”.
Detrás de cada Exiliado hay una verdadera historia de luchas y sacrificios por Venezuela, con errores y aciertos, pero siempre con la mirada firme en la libertad y democracia de nuestro amado país.
En ocasiones más que el propio Exilio duele en el alma el destierro al que buscan someterte quienes caminan por tus mismas ideas, a quienes acompañaste en la búsqueda de nuevos y mejores horizontes para el país, o esos por los que sin conocer personalmente defendiste en sus idearios y derechos ciudadanos.
Al igual que muchos Exiliados no aspiro honores o reconocimientos, solo espero el respeto de quienes comparten la misma lucha democrática a la que sin interés personal alguno me entregué por completo hasta el último momento en que pisé suelo patrio.
El Exilio, celdas más amplias y barrotes más altos pero igual una prisión. Prisión en la que grito sin poder gritar, protesto sin poder protestar y sueño sin poder soñar. Solo toca, como hago, aferrarme a Dios y pedirle jamás me abandone y llene de fuerzas mis días para vivir a plenitud ese anhelado momento cuando nuevamente pueda abrazar a mis seres queridos y mejor aún pueda abrazar hasta el éxtasis a mi amada Venezuela.
Ya han transcurrido cinco largos años desde mí forzada partida del suelo patrio como consecuencia de la más brutal persecución política adelantada por eso que llaman “Revolución Bolivariana”. He podido desde hace rato regresar a Venezuela, pero jamás entraré por la puerta falsa, traicionando mis ideales y principios democráticos, avergonzando a mi familia y seres queridos o reconociendo que todos estos años de lucha fueron en vano; así no regresaré, pues seguro estoy lo haré pronto y con la frente en alto.
Dios bendiga a Venezuela!!

Marta Colomina: 16 años ocultando las cuentas del despilfarro


Hay un dicho que el presidente Rómulo Betancourt citaba con frecuencia, según cuentan quienes bien lo conocían: “Hay dos cosas imposibles de ocultar: el catarro y la riqueza”. Una tos persistente no hay jarabe que la silencie y una riqueza mal habida asoma sus fauces en la Venezuela chavista en forma de relojes de 30.000 dólares en la muñeca de presidentes “obreros”; corbatas y zapatos Gucci portados por un simple diputado; los costosos “catering” pagados con recursos públicos desde una Casona ocupada por usurpadoras; la flota de camionetas de lujo alrededor del Parlamento del “pueblo”; cuentas de 12.000 millones de dólares en un banco suizo a nombre de altos funcionarios venezolanos; cuadras de caballos de raza en manos de quien fuera un escolta presidencial; o dueños de empresas de maletín que se han enriquecido saqueando las reservas internacionales. Los gobiernos de Chávez y de Maduro nunca han presentado cuentas de verdad al Parlamento y jamás la AN ha escudriñado críticamente en qué se despilfarraron los cientos de miles de millones de dólares ingresados a las arcas nacionales, que algunos expertos calculan cercanos a billón y medio de dólares en estos 16 años (entre ingresos fiscales y petroleros). Por no investigar –como es su deber– la AN nunca interpeló a Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa, ni siquiera cuando sus refinerías comenzaron a fallar e incendiarse por falta de mantenimiento, y los recursos de la industria se desviaron hacia una corrupción creciente, hasta llegar Pdvsa a convertirse en la ruina que es hoy. No pocos colegas que cubren la fuente parlamentaria cuentan que después de la Constituyente, a la AN jamás volvió a llegar una verdadera Memoria y Cuenta comprobable contablemente. Más de una vez el presidente y ministros presentaban un cartapacio con hojas en blanco, que simulaba la tal Memoria, sin que los periodistas tuvieran acceso a ella, salvo a los “cuentos” descritos oralmente por el mandatario.
Cuando el Banco Central (BCV) perdió toda autonomía a través de prácticas como “el millardito” pedido por Chávez, que luego se convertiría en miles de “millarditos” asignados a numerosos “fondos” sin fondo que se gastaban a manos llenas sin control alguno y que terminaron por engullir los ingresos de Pdvsa que debían ir al  BCV, se agudizó la ruina y la corrupción del país. Con el descontrolado frenesí dilapidador, comenzó la abierta censura de los medios privados y la hegemonía comunicacional, con el fin de ir ocultando el desbarajuste de aquella “regaladera” de petrocheques al Caricom, a Nicaragua (incluidos bonos para sus trabajadores), Bolivia, Ecuador, Petrocaribe y otros, para obtener votos en los organismos multilaterales que ocultasen el ya visible totalitarismo chavista y la violación constante de la Carta Democrática de la OEA. Tan total es el control mediático en la actualidad, que solo a través de los medios internacionales pudimos enterarnos del despilfarro de nuestros petrodólares durante más de 8 años a favor de los marxistas españoles de Podemos. Fue gracias al diario ABC como supimos que Pablo Iglesias, Luis Alegre, Carolina Bescansa, Iñigo Errejón y Juan Carlos Monedero vivieron en lujosos apartamentos en el Bosque Country Club, pagados por Venezuela, recibían 7.000 euros al mes por cabeza y a nombre de empresas y fundaciones “especiales” habrían recibido hasta 7 millones de euros adicionales. Por uno de esos “estudios” (sobre la “unificación de la moneda de los países bolivarianos”, algo así como el sexo de los ángeles) Monedero recibió un cheque de 425.000 euros que hoy es motivo de escándalo en España por evasión de impuestos: el mismo Monedero que desde la Fundación Francisco de Miranda se reunía con jefes de las FARC y de ETA, así que no es extraño que esta semana el diario El Mundo de Madrid denunciase la presencia en Venezuela de 21 criminales etarras buscados por la justicia hispana, entre ellos el sanguinario De Juana Chaos, hoy “licorero de Chichiriviche”, sobre quien pesa una orden de busca y captura desde noviembre de 2008, una sentencia de 3.129 años de prisión por 25 asesinatos.
Acostumbrado Maduro a silenciar a los medios, ante el escándalo del financiamiento a Podemos no se le ocurrió mejor idea que convocar a Miraflores a las empresas españolas, para amenazarlas de confiscación, si no convencen al gobierno y a la prensa española de que cesen en sus críticas al régimen y a los dirigentes de Podemos. La respuesta del canciller español fue contundente: “La libertad de prensa es irrenunciable”, y el ministro de Industria calificó tal petición de “intolerable”.
Maduro fue por lana y salió trasquilado, así que ahora anuncia que del 1º al 3 de marzo su gobierno inaugurará en Madrid una exposición chavista para que los españoles y la “prensa franquista” vean los “logros sociales de la revolución”. Quienes deben estar cruzando los dedos para que Maduro cambie de parecer son sus “protegidos” de Podemos, porque ellos saben que los “logros sociales” de Maduro son 15 millones de pobres (48,3%), inflación de alimentos de 3 dígitos; escasez de medicinas y alimentos cercana a 80%; la corrupción más alta del mundo y 25.000 muertes violentas al año. ¡Un verdadero “milagro” en un país militarizado y con las mayores reservas petroleras del mundo!

PD: Con la arbitraria detención de otro gran demócrata, como el alcalde Antonio Ledezma, el mundo comprueba de nuevo que el régimen de Maduro es una dictadura.

Jesús “Chúo” Torrealba: Esta son las razones por las que el Gobierno apresó a Ledezma


El último estudio de Datanálisis, cuyo trabajo de campo fue realizado del 27 de enero al 7 de febrero de este año, arroja resultados concluyentes: Al preguntársele a la muestra encuestada por quien votaría en las próximas elecciones parlamentarias, 45,9 % dijo que lo haría por la oposición, 17,3 % dijo que votaría por el oficialismo, 13,8% se declaró independiente y 17,4 % se refugió en la opción “no sabe/no contesta”. Esta es la causa real del discurso oficialista sobre un imaginario “Golpe de Estado” propiciado por la oposición. Esta es también la causa de la conducta realmente golpista de quienes “por ahora” detentan el poder: Si hay elecciones en Venezuela (como lo establece la Ley, como lo pauta la Constitución) el gobierno sería literalmente arrasado por la oposición unida. Los datos, por cierto, son de la misma encuestadora que ha sido calificada recientemente como “seria” y “responsable” por el actual inquilino del Palacio de Miraflores.
Nunca en los últimos 16 años los sondeos le habían dado a la oposición en las vísperas de un proceso electoral una ventaja de casi 30 puntos en la intención de voto. Ese es el marco político en el que se verifica la alharaca gobiernera sobre “guerras” fantasiosas y “golpes” imaginarios”. En esas condiciones es pertinente entonces la pregunta: Si al realizarse las elecciones las ganará arrolladoramente la oposición, entonces… ¿A quien beneficiaría un supuesto “golpe de estado”?
El marco económico es aun mas revelador: La expropiaciones acabaron con el aparato productivo venezolano y nos pusieron a todos a depender de las importaciones; Cuando las mafias rojas se robaron también, según denunció el camarada Giordani, los dólares necesarios para las importaciones, vino la escasez de alimentos y medicinas, y con ella la humillación de las colas. Mientras la indignación bulle en el pueblo por estos motivos, el gobierno perpetra la mas horrenda devaluación que haya sufrido el bolívar en toda su historia, y anuncia además el aumento de la gasolina y del pasaje en el transporte colectivo. En medio de ese panorama económico, con un gobierno incapaz de hacer frente a la crisis que el mismo ha generado… ¿A quien beneficiaría un supuesto “golpe de estado”?
Si la situación política es grave y la situación económica clama al cielo, el panorama social no puede ser mas urgente: En los hospitales los pacientes literalmente mueren a la espera de la operación quirúrgica que les hubiera podido salvar la vida, pero que no se puede hacer porque no hay insumos ni equipos para realizarlas, por falta de dólares para adquirirlos; todos los demás servicios públicos están igualmente colapsados. La inseguridad ha convertido al hampa en el gobierno real del país, el que establece toques de queda, cobra vacunas y administra penas de muerte. En medio de ese dantesco panorama, para tapar la realidad de un país convertido en zona de desastre por la falta de gobierno… ¿A quien beneficiaría un supuesto “golpe de estado”?
La gente se hartó del gobierno, de sus cuentos, de sus excusas. La gente quiere cambio, nos dicen las encuestas y la calle. Pero no cualquier cambio: La gente quiere un cambio pacífico. Un cambio que no se transforme en una calamidad adicional a las que ya enfrenta el pueblo. Un cambio para salir del caos y obtener paz y gobernabilidad. Por eso la gente ratifica, en las encuestas y también en los barrios y urbanizaciones, su decisión de votar. Y de hacerlo por la oposición.
Es por eso que el gobierno encarcela a Ledezma. Es por eso que mantiene preso a Leopoldo. Es por eso que agrede a Borges y hostiga a Machado: ¡Porque no tiene votos con que derrotarlos, y recurre entonces a la estrategia golpista de intentar ilegalizar de facto a la oposición democrática! Un gobierno sin respuestas políticas, económicas y sociales, que cree que sólo en el tablero de la violencia conserva alguna ventaja, quiere arrastrar a ese terreno a la oposición y a todo el país.
Estemos claros: Al denunciar un supuesto “golpe de estado” el gobierno en realidad lo invoca, lo quiere, lo busca. Para el sector mas irresponsable y gangsteril del oficialismo, el escenario golpista se presenta como una doble oportunidad, como un escenario “ganar-ganar”: si se produce una revuelta y logra aplastarla, acabarían de una vez con todos sus adversarios (tanto los internos que tienen en el oficialismo, que son los que poseen las herramientas necesarias para dar un golpe de estado, como a la oposición democrática, que los arrasaría electoralmente); Si se produce la revuelta y pierde, queda como “víctima” y no tiene que rendir cuenta del monumental desastre, de la corrupción descabellada, de las violaciones a los derechos humanos.
Es por todo esto que la respuesta de la Mesa de la Unidad Democrática ante las agresiones y las provocaciones del gobierno ha consistido en reiterar nuestro objetivo: el cambio político urgente de gobierno y de modelo. Y también nuestra estrategia: Electoral, pacífica, constitucional y democrática. Esto NO SIGNIFICA que haya que “esperar las elecciones” para enfrentar al gobierno. ¡Aquí no hay que “esperar” nada! ¡Aquí hay que luchar ya, ahora, día a día, cara a cara y casa por casa, consolidando y ampliando la mayoría que ya somos, acompañando al pueblo en su lucha concreta contra la agresión económica, social y política del gobierno, constituyendo en cada cuadra, en cada edificio, en cada escalera, en cada callejón, en cada urbanización y cada barrio los Comités de la Unidad donde se integren el activismo partidista y la ciudadanía independiente, espacios donde los venezolanos tengan la oportunidad de dejar de ser “espectadores” de la política y convertirse en protagonistas de la lucha democrática!
Si, lo sabemos: Este es un código distinto. Durante décadas el ciudadano creyó que su actividad política podía reducirse a votar cada 5 años. En los últimos 16, muchos avanzaron hacia la idea de que el ciudadano debe “tomar la calle”, pero redujeron esa importante noción a la “marcha” esporádica o la “barricada” ocasional, actividades que en muchas ocasiones no perseguían objetivos concretos sino que sólo buscaban expresar indignación puntual o liberar malestar acumulado. Hoy, en medio de esta crisis política, económica y social, Venezuela nos exige más, mucho más, a todos. A los partidos democráticos y a las organizaciones sociales. A los dirigentes y a los ciudadanos. Para todos nosotros ahora “la calle” no es una plaza o una avenida, sino todo el país. Y el momento de “tomarla” no es “cuando nos convoquen”, sino siempre. Y lo haremos no sólo porque “estemos arrechos”, sino porque somos conscientes de que para superar la actual situación de precariedad y división debemos tener un proyecto: La Venezuela Unida. Y eso debemos hacerlo entre todos, porque La Fuerza Es la Unión! ¡Palante!

SÓLO OPINIÓN


CON LA FINALIDAD DE BRINDAR ESPACIOS PARA LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN, HEMOS DECIDIDO RETOMAR EL blog DE MÉRIDA DIGITAL PARA QUE NUESTROS AMIGOS DISPONGAN DE UN ESPACIO PROPIO Y EXTENSO PARA LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN.

ESTA DECISIÓN OBEDECE A QUE HEMOS OBSERVADO QUE, ACTUALMENTE, MUCHAS PERSONAS EMITEN SUS OPINIONES REFERENTE A DISTINTOS TÓPICOS Y EN ESPECIAL SOBRE LOS PROBLEMAS DEL PAÍS.

EXHORTAMOS A LOS INTERESADOS EN PUBLICAR SUS ARTÍCULOS QUE LOS MISMOS SEAN ENVIADOS AL CORREO meridadigital2006@gmail.com Y QUE LOS ACOMPAÑEN CON UNA FOTOGRAFÍA DEL AUTOR.

GRACIAS POR EL APOYO Y COLABORACIÓN.


JUDITH VEGA y BENJAMÍN LÓPEZ