ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

30 julio, 2015

Más de seis horas duraron los enfrentamientos en la frontera


De manera repentina y pacífica,  luego de la sorpresiva aparición de una camioneta Toyota 4Runner,  color  blanco, que se desplazó desde el lado venezolano hasta cerca de la mitad del puente internacional Simón Bolívar,  cuyos ocupantes dialogaron con los agresivos  manifestantes, culminó la batalla campal que durante seis horas guardias nacionales sostuvieron con  maleteros  colombianos,  a raíz de la muerte de un contrabandista en una trocha del río Táchira, este  miércoles en la mañana, publica La Nación.


El detonante de la protesta fue la muerte de un maletero contrabandista colombiano, de nombre Yesid Plata Angarita, de 31 años, quien recibió  un disparo de  arma de fuego en el cuello,  presuntamente a manos de un militar venezolano, cuando se encontraba en una  trocha  del río Táchira, hecho que habría  ocurrido a unos 300 metros aguas abajo del puente internacional, este miércoles, a primeras horas de la mañana.Los disturbios en el puente internacional que comunica a San Antonio del Táchira con el Departamento Norte de Santander, Colombia, comenzaron aproximadamente a las 8 de la mañana.  Los maleteros tomaron el elevado, comenzaron a quemar cauchos y a lanzar  piedras contra los guardias que estaban en el extremo venezolano,  quienes trataron de dispersar a los manifestantes  con gases lacrimógenos y perdigones.
El enfrentamiento entre maleteros y militares se tornó violento durante  varias  horas, incluso se escucharon detonaciones de arma de fuego desde el lado colombiano hacia el lado venezolano, que obligó a los militares a lanzarse al piso. Los contrabandistas lanzaban piedras y otros objetos contundentes, quemaron cauchos y se protegían a manera de escudo con  láminas metálicas, al parecer de vallas  publicitarias que arrancaban donde conseguían.
Personal del Destacamento de Seguridad  Urbana, Comandos Rurales y de otras unidades del Comando Zonal 21 de la Guardia Nacional, y también del Ejército apoyaron a los militares del Destacamento 212  que hacían  frente a los maleteros, y por momentos lograban replegarlos hasta el lado colombiano del  puente  internacional, pero estos volvían a arremeter contra los uniformados venezolanos.Los protestantes también derribaron tres postes del alumbrado público que se encontraban en el lado venezolano del puente internacional, los cuales quedaron atravesados en los canales de circulación.
Los  violentos enfrentamientos  se prolongaron  hasta cerca de las 2 de la tarde,  cuando repentinamente apareció  desde el  lado venezolano la camioneta blanca, la cual cruzó el cordón de militares y llegó hasta la mitad del puente internacional con los desconocidos negociadores que  pusieron fin a la batalla campal.
Los maleteros se replegaron  hacia el lado colombiano y  los militares venezolanos procedieron a  limpiar las piedras, vidrios, postes y cables del alumbrado,  restos de cauchos  y otros objetos que quedaron  sobre los canales de circulación del puente internacional Simón Bolívar. Sobre las 2:30 de la tarde se restableció el  paso peatonal y un poco más tarde el tránsito de vehículos,  que  durante  toda  la violenta  jornada  estuvo  interrumpido.  Sobre todo  lo acontecido no hubo declaración  por parte de las autoridades de la Guardia Nacional y de la Zodi Táchira, que se apersonaron en el lugar.
José G. Hernández