ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

09 noviembre, 2013

Inflación en vestido y calzado afectará compras de fin de año

Panorama.com

La inflación sigue golpeando los bolsillos de los venezolanos en esta época pre-navideña. Las familias tendrán que disponer más recursos para la compra de los tradicionales estrenos personales. Cifras del Banco Central de Venezuela reportan que el sector de vestido y calzado alcanza un alza de precios anual de 56,9%.

Especialistas señalan que la distorsión en el mercado cambiario, en especial lo que ocurre con la volátil y especulativa cotización del dólar paralelo, explica el alza de precios de bienes como ropa y calzado, dado que la mercancía importada supera la oferta local, según estimaciones de la Cámara de la Industria del Calzado.


A su vez, insumos de la construcción a nivel del productor también han reportado en el año alzas inflacionarias elevadas, al reflejar de octubre de 2012 a octubre de 2013 una tasa de 77,9%.


Otros rubros, como los productos pesqueros acumulan en lo que va de año una variación inflacionaria de 94,4%, según reportan las cifras oficiales. Incluso, en Maracaibo, este rubro alcanza en el año una tasa de inflación de 96%.


Los rubros agrícolas, por su parte, suman a nivel nacional un 57,5% y un 44,2% en Maracaibo este año.
Y es que al desagregar la data del Banco Central de Venezuela se evidencia cuáles rubros están presionando el Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc), que obtuvo 5,1% en octubre; la cifra más alta registrada para un mes de octubre en los últimos 6 años. El BCV explicó el pasado jueves que “solo 8 rubros de la canasta del índice explican o concentran más del 30% del resultado de la inflación de octubre”.


El economista Gustavo Machado, profesor de la Universidad del Zulia, explica que se deben tomar decisiones en materia económica más concretas, que apunten a un acuerdo nacional para aumentar la producción, a fin de abatir la escalada inflacionaria.


Esta semana, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro encabezó el anuncio de medidas para abatir las principales distorsiones de la economía venezolana, como la inflación y la escasez. El plan de ofensiva económica ya comenzó la fiscalización a comercios e inspección en la formación de precios y niveles de inventarios.


Aunado a esas medidas, “el Gobierno debe ponerle freno a la política agresiva de importaciones a la par de que se estabilice el nivel de producción local”, opinó el economista Tomás Socias.

El economista José Ramón Acosta explica que en los recientes resultados de la inflación se evidencia “la pérdida del poder adquisitivo”.


Expertos asoman como una eventual solución al problema inflacionario, una reforma tributaria, donde se le otorgue mayor peso a la recaudación del Impuesto Sobre la Renta (Islr) que a la del Impuesto al Valor Agregado (IVA).


Pero esa tesis fue descartada ayer por el ministro de Finanzas, Nelson Merentes, quien garantizó que no se efectuaría en el país una medida de esa naturaleza.



Las estimaciones de cierre de la inflación siguen apuntando a superar la barrera del 50%, mientras que la tasa anualizada podría llegar a 60%.

Cada vez más difícil acceder a un carro: Producción de vehículos cayó 29,13%

La producción nacional de vehículos retrocedió 29,13 por ciento con respecto al año pasado, de acuerdo a las cifras de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez). Según el boletín mensual del gremio, entre enero y octubre de 2013 apenas se ensamblaron 65 mil 263 vehículos, unas 26 mil 822 unidades menos que en el mismo período del año pasado.

De ese ensamblaje acumulado en los primeros diez meses de 2013 se interpreta que la industria automotriz se encamina a uno de sus peores años en las últimas décadas. Las estimaciones del sector indican que la producción del año estará por debajo de los 80 mil carros, lo que supondrá caer al nivel del sector en la década del 90.


El retraso en la liquidación de los dólares por parte de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) ha sido el principal problema de la industria este año y ha afectado los inventarios del material de ensamblaje, hasta el punto que ensambladoras como Toyota de Venezuela anunció una paralización de dos semanas y otras automotrices evalúan anticipar sus vacaciones. (AF)