La iniciativa del gobierno uruguayo de legalizar la marihuana para reducir la violencia ligada al narcotráfico es una "trampa", declaró este jueves el ministro venezolano del Interior, Tareck El Aissami, que abogó por invertir más en prevención.


"Me parece una trampa. Yo creo que más bien debemos invertir en la prevención y no ser reactivos, porque eso parece una medida defensiva y no preventiva", dijo el ministro en un encuentro con periodistas en Caracas.


Según él, hay que "garantizar todos los factores sociales o tratar de crear las condiciones asistenciales para que las personas no consuman drogas".


El gobierno uruguayo propuso el miércoles legalizar, producir y distribuir marihuana e incrementar las penas vinculadas con las drogas duras, en una iniciativa que busca desactivar así la violencia asociada al narcotráfico.


El Aissami recordó que los niveles de consumo de drogas en Venezuela, donde esta práctica "no se penaliza", están controlados, por lo que no es un tema preocupante para el país.