ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

25 octubre, 2010

Violencia en el Estadio Metropolitano deja daños a las instalaciones, policias lesionados y un civil herido por arma de fuego


Judith Vega

Fotos: MERIDA DIGITAL



Conforme a información emanada de la Dirección General de la Policía de Mérida, aproximadamente a  la 1:30 de la tarde de ayer, se implementó un dispositivo de seguridad en el Estadio Metropolitano de Mérida, con motivo del encuentro entre Estudiantes de Mérida y Deportivo Petare.


Al culminar el primer tiempo con un score de 1 a 1, la fanaticada comenzó a lanzar objetos contundentes en contra de la terna arbitral por lo que se le prestó la seguridad necesaria. Al comenzar el segundo tiempo el árbitro pitó algunas acciones que no les gustó a la fanaticada ni de la directiva de Estudiantes de Mérida, que representó el segundo gol del equipo Deportivo Petare, el cual desencadenó una reacción violenta por parte de los aficionados de Estudiantes de Mérida.


Al terminar el encuentro, Alcides Monsalve, presidente del Club Estudiantes de Mérida, trató de agredir físicamente al árbitro principal de nombre Gustavo Maldonado, siendo evidente que Alcides Monsalve presentaba aliento etílico arremetiendo una vez más, contra la comisión policial, acción que provocó la reacción de la fanaticada en contra de los uniformados.


Pese a las agresiones, la comisión policial logró calmar los ánimos a través del dialogo, siendo posible sacar de los camerinos a los árbitros.


Posteriormente, los fanáticos de las gradas Este y Norte comenzaron a destruir las sillas, las papeleras y otros objetos que se encontraban en el área, entre ellos un kiosco de la empresa Polar, arrojaron las botellas y demás objetos que se encontraban en el kiosco.


Los fanáticos igualmente saquearon los establecimientos de comida que se encuentran en el sitio, pero a través del dialogo se logró nuevamente calmar los ánimos y retirar de las instalaciones del estadio hacía la parte externa, a los espectadores quienes nuevamente asumieron una actitud agresiva en contra de los servidores públicos, quienes recibieron golpes con piedras, palos y botellas, resultando heridos cinco funcionarios policiales.


Entre tanto, en el engramado varios jugadores arremetieron tanto física como verbalmente contra varios efectivos policiales, empujándolos y golpeándolos, culminando el altercado con agresiones propinadas por Rafael Dudamel, técnico del equipo.


En la parte posterior del estadio nuevamente la fanaticada se armó de palos, piedras y botellas agrediendo tanto a los funcionarios policiales como a los vehículos que transitaban por el sector, siendo necesaria a intervención del equipo anti motín de la Policía de Mérida,  desalojando a las personas que se encontraban de manera pacifica dentro del estadio.


En el lugar, los policías utilizaron bombas lacrimógenas y perdigones en contra de los violentos manifestantes.


Herido con arma de fuego


El operativo policial culminó aproximadamente a las 7:40 de la noche del domingo.   
A las 5:00 de la tarde del domingo, funcionarios del Cuerpo de Bomberos de Mérida, ingresaron a la sala de urgencias del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), el ciudadano Adrián Santiago Molina, de 22 años, quien presentó de acuerdo a diagnostico médico, herida por arma de fuego en el muslo izquierdo. El joven resultó herido en el Estadio Metropolitano de Mérida.