ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

23 octubre, 2010

Gobernador exige investigación minuciosa en caso de estudiantes asesinados



PRENSA OCI


El gobernador del estado Mérida, Marcos Díaz Orellana, lamentó la muerte de los dos jóvenes que perdieron la vida en las adyacencias de la Residencia Estudiantil Domingo Salazar, hecho acaecido el pasado viernes en horas de la noche.

Al respecto, el mandatario regional informó que el Ministerio Público asignó a la Fiscal Superior de la entidad merideña para que se encargara de las actuaciones pertinentes, con la finalidad de que lo más pronto posible se determine las responsabilidades de este lamentable suceso.

Al mismo tiempo, la primera autoridad del estado rechazó cualquier foco de violencia que pretenda causar caos en la capital de Mérida. Dijo que los organismos de seguridad se mantendrán alerta con el objetivo de garantizar la paz en la ciudad y evitar alteraciones del orden público.

Asimismo, indicó que desde que ocurrió el hecho se está llevando a cabo una serie de experticias mediante la recolección de elementos de interés criminalístico, en el sitio de los acontecimientos.

Recordó que las víctimas de este lamentable suceso fueron identificadas como Héctor Pérez, de 33 años de edad y Kendjaidjan Antine, de 39, ambos residentes de la Domingo Salazar; aun se investiga si estas personas cursan estudios superiores en la Universidad de Los Andes (ULA).

Marcos Díaz indicó que desde el ejecutivo regional se les ha prestado todo el apoyo a los familiares de las víctimas.

Reiteró por último que el gobierno merideño repudia cualquier hecho de esta naturaleza, por lo que de manera permanente trabaja en la planificación y ejecución de políticas en materia de seguridad ciudadana.

Rector ULA pide acciones inmediatas en las Residencias Domingo Salazar



“Una vez más queda demostrado con hechos la gravedad de la situación que se vive en las Residencias Domingo Salazar, lo ocurrido en la noche de este viernes nos llama a la reflexión y le demuestra a los organismos de seguridad que las medidas correctivas se deben tomar urgentemente”, con estas palabras se refirió Mario Bonucci Rossini, rector de la Universidad de Los Andes (ULA) a lo ocurrido en la noche de este viernes en las Residencias Domingo Salazar, donde fueron asesinados Jacobo Kedjiadjian Urbina y Héctor Matheus Pérez en un caso que aun no se esclarece.

Mario Bonucci lamentó la muerte de estos dos venezolanos reiterando una vez más su llamado a rechazar la violencia “venga de donde venga”, mensaje que dirige tanto a la comunidad universitaria como merideña en general “todos los merideños, todos los venezolanos, debemos cerrar filas y rechazar con toda nuestra fuerza la violencia, no podemos acostumbrarnos a que cosas como estas ocurran en nuestro país”, expresó.

El Rector recordó que desde hace años se viene advirtiendo a las autoridades y a la comunidad sobre los niveles de violencia que se han concentrado en las Domingo Salazar, explicando que este hecho ha motivado la toma de decisiones extremas como la declaración de los espacios exteriores de las mismas como “zona de libre tránsito” en 2007, medida ratificada en 2008, o incluso el ofrecimiento hecho al Ejecutivo para que se encargue de la administración de las residencias.

“En 2007 el Consejo Universitario declaró las residencias como zona de libre tránsito, una decisión tomada con el objeto de facilitar el trabajo de los organismos de seguridad del Estado, precisamente para evitar que ocurran hechos como los que lamentablemente se han dado” comentó Bonucci, reafirmando el apoyo de la ULA a las decisiones que se tomen para devolver la paz al lugar, “no es posible que ya no se respete ni siquiera el derecho a la vida”, concluyó. (NE/Prensa ULA)

El cine venezolano se instala en Mérida a partir del lunes




PRENSA FUNDEARC
El Festival del Cine Venezolano es 75 funciones en 3 días, más de 13 horas en talleres formativos y actividades académicas, 12 títulos en competencia de lo más reciente de la filmografía venezolana y 7 muestras en diversos géneros, más de 40 invitados y un contingente de cinéfilos volcados a Mérida de todos lados del país que en la edición anterior dejó más de 25 mil butacas a favor de la filmografía criolla.

La justa, que es del 24 al 28 de octubre, es la exhibición más grande de la cinematografía local y las categorías a evaluar: sonido, cámara, música, montaje, dirección de fotografía, dirección de arte, guión, actriz y actor tanto de reparto como estelar, mejor dirección, ópera prima, premio del público y mejor película, están muy cerradas de acuerdo a las películas presentes este año, señaló Karina Gómez Franco, directora del certamen.

Amorcito Corazón de Carmen Roa, Cabimas de Jacobo Penzo, Habana Eva de Fina Torres, Hermano de Marcel Rasquin, La Hora Cero de Diego Velasco, María Lionza en mi Barrio y Masacre en Buena Vista de Jackson Gutiérrez, Medianía, una Historia a Medias de Rodrigo Acosta, Simón Rodríguez, Ése soy yo de Edmundo Aray, Subhysteria de Leonard Zelig y Javier Pérez-Karam, Taita Boves de Luis Alberto Lamata y Veredas, Crepúsculo de un Sueño de José Fernández, constituyen la competencia oficial.

Jurado

Tienen el difícil compromiso de apreciar y premiar el cine nacional y son:

Efterpi Charalambidis, cineasta egresada de la Universidad de Columbia y con su ópera prima Libertador Morales el Justiciero (2009) ha participado en varios festivales internacionales

Luis Armando Roche, uno de los fundadores de la Cinemateca Nacional, egreso del Institute de Hautes Etudes Cinematographiques (Francia) y tiene una extensa trayectoria como realizador

Elio Palencia, dramaturgo formado en la Compañía Nacional de Teatro y la Fundación Rajatabla, recientemente incursiona en guiones para cine con éxito.

Jorge Navas, uno de los nuevos y prometedores cineastas de Colombia, tiene una carrera como publicista y su ópera prima La Sangre y la Lluvia se estreno en el Festival Internacional de Venecia

Ivan Trujillo, director del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, se ha destacado en Mexico como promotor en la preservación y divulgación del cine al dirigir la Cinemateca de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Homenajes

Alberto Arvelo Ramos, escritor y gestor cultural, coordinó la fundación de la actual Escuela de Medios Audiovisuales (ULA) y la Sociedad Latinoamericana de Cinematografía.

Bolívar Films tiene siete décadas de experiencia al servicio del cine.

Carlos Azpurua, con su ópera prima Disparen a Matar (1991) ganó en el Festival Internacional de Cine de La Habana, uno de los realizadores más comprometidos en la consolidación gremial.

Jose “Cheo” Rojas ha participado en más de 40 rodajes para obtener la reputación de ser uno de los mejores técnicos en su área.

Cezary Jaworky ha dirigido la fotografía de destacadas películas venezolanas los últimos 20 años.

Primeras funciones

El lunes 25 de octubre habrá cuatro preestrenos: Mediania una Historia a Medias, Simon Rodríguez Ese soy yo, Veredas Crespúsculo de un Sueño y Cabimas, la presentación especial de La Sangre y la Lluvia (2009), y la proyección de Isla de Sal (1964) de Clemente de la Cerda, clásico del cine venezolano que acaba de recuperar la Cinemateca Nacional.

Versión digital del catálogo informativo y fotografías en:


http://www.facebook.com/album.php?

aid=46905&id=100000112238093http://picasaweb.google.com/112611312813717055282/FESTIVALDELCINEVENEZOLANO2010#

Acribillan a platanero en El Vigía

A la morgue del Iahula fue ingresado el cadáver del productor de plátanos

Mawampy Bonillo

Como Jairo José Márquez, de 32 años, fue identificado el comerciante de plátanos de Santa Bárbara del Zulia, quien fue acribillado, este sábado a las 11:00 de la mañana, mientras transitaba por El Vigía, Mérida.

La víctima manejaba su camión 350, en compañía de un hermano, cuando fue interceptado por dos motorizados. El hecho ocurrió en la avenida Don Pepe Rojas de El Vigía, diagonal a la Gallera Monumental.

Testigos del suceso afirman que el hombre paró en el semáforo, para esperar que cambiara la luz.

“Mientras el camión estaba estacionado se le acercó una moto y el parrillero comenzó a disparar directamente contra Márquez”, informó el jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en El Vigía, comisario Rigoberto Moreno.

El hermano del comerciante, quien iba de copiloto, logró bajar del vehículo y huir del sitio, pero Jairo no tuvo la misma suerte, quedó abatido frente al volante, con unos seis tiros, casi todos en la parte alta de la espalda –región escapular-.

La policía científica cree que se trate de un ajuste de cuentas. Jairo Márquez tenía una solicitud por robo en el estado Táchira, acotó una fuente policial.

El cadáver de Márquez fue levantado por funcionarios del Cicpc y trasladado hasta la morgue del Hospital II de El Vigía.

Este es el segundo asesinato cometido frente al público, en pleno día, que ocurre en el mes de octubre. El primero fue el del ganadero Aristides Segundo Cohen Hernández, de 52 años, quien recibió cinco tiros en el rostro.

Ambos crímenes ocurrieron en la misma cuadra del sector Primero de Mayo.

Al final de la tarde de hoy sábado, fue ingresado el cadáver a la morgue del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) donde le realizarán la correspondiente autopsia legal.

Mueren dos hombres atacados por desconocidos en la Domingo Salazar

Los cadáveres permanecen en la morgue del Iahula. En las afueras personas esperan la entrega de los cuerpos.


Judith Vega
Foto: MERIDA DIGITAL


Aproximadamente a las 10:00 de la noche de ayer, se registró un hecho violento en la entrada de las Residencias Domingo Salazar, pertenecientes a la Universidad de Los Andes (ULA) ubicadas en la avenida Alberto Carnevali, vía La Hechicera, el cual arrojó el saldo de dos personas muertas, quienes fueron identificadas como Héctor Luís Matheus Pérez, de 33 años, apodado "Casi Loco" y Kedjiadjian Urbina Artine Jacobo, de 33 años, conocido como "El Jacobo".

Funcionarios del Cuerpo de Bomberos de Mérida se presentaron al lugar de los hechos, siendo atacadas las unidades con armas de fuego, sin embargo ante la advertencia de otras personas quienes señalaron que se trataban de los bomberos, cesó el ataque.

Al parecer los hoy occisos se encontraban en el kiosko de comida rápida situada en la entrada de las residencias, cuando sujetos desconocidos que ocupaban dos vehículos, se acercaron y le dispararon a "Casi Loco" y "El Jacobo".

"El Jacobo" fue llevado al Iahula a bordo de la Unidad Alfa 02, al mando del Distinguido Liver Peña, siendo ingresado a la morgue; mientras que "Casi Loco" fue trasladado en un vehículo particular a la emergencia del Hospital Sor Juana Inés de La Cruz, donde falleció minutos despues.

Ambos presentaron disparos en la cabeza. Se desconocen las causas por las cuales se produjo el hecho. Posteriormente al hecho sangriento, residentes de la Domingo Salazar quemaron cauchos en señal de protesta por la muerte de ambos dirigentes. "Casi Loco" era reconocido en las residencias como uno de los jefes, mientras que "Jacobo" presuntamente desarrollaba trabajo social y comunitario. Este último deja en la orfandad un adolescente de 14 años.