ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

27 octubre, 2009

Mató de una puñalada a su vecino




Antonio José Perdomo fue asesinado, el pasado domingo, de una puñalada en el estómago, cuando tomaba licor en la casa de un vecino, ubicada en el sector Las Rurales de Las Virtudes, municipio Tulio Febres Cordero, Mérida.

Según la policía científica, Alirio Enrique Calles, dueño de la vivienda, mató a Perdomo y lanzó su cuerpo por un barranco, pero los vecinos lo vieron y dieron parte a la Polimérida.

El comisario José Manuel Jiménez, jefe del Cicpc de Caja Seca, informó: “El hombre llegó a la vivienda de su vecino, el sábado en la noche. Luego de pasar todo la noche consumiendo licor, cerca las 6:00 am del domingo, se suscitó una discusión entre ellos. Perdomo recibió una puñalada en el estómago que le causó la muerte”, explicó. (Panorama)

Liberan en Pedraza a Jean Franco Novara



César Villamizar Trejo

 En una zona solitaria de Ciudad Bolivia, municipio Pedraza, en horas de la madrugada de ayer fue liberado el conocido comerciante de origen italiano Jean Franco Novara, de 39 años de edad, luego de permanecer más de seis meses en cautiverio. Protagonista de uno de los secuestros más prolongados en la historia policial del estado Barinas, Novara, integrante de una honorable y trabajadora familia italiana, ayer se reencontró con sus seres queridos y, según se informó, prefirió dedicar son los suyos el día antes de pautar un encuentro con las autoridades y la gente de la prensa.

Las pocas informaciones que se obtuvieron, todas de carácter extraoficial, revelan que al comerciante lo dejaron libre alrededor de las dos de la madrugada de ayer en un paraje solitario del municipio Pedraza, donde, al parecer, fue recogido por un pariente suyo, quien se encargó de trasladarlo a esta ciudad.

"Al principio, se dudaba si Novara había sido liberado, pero luego la propia familia lo confirmó al Cicpc y a otros organismos", precisó, sin soltar mucha prenda, uno de los funcionarios que se involucró en el sonado caso.

Aunque los voceros policiales no informaron en torno a este caso, de manera no oficial se informó que Jean Franco Novara se encuentra en buen estado de salud y prueba de ello es que pidió a los jefes de los organismos de seguridad pasar el día de ayer con sus familiares.

"Jean Franco se encuentra bien. Prefirió hacer las cosas en privado con sus familiares, pero mañana (hoy) será cuando se dirija al Cicpc a declarar lo sucedido", relató un amigo cercano a la familia Novara.

Agregó que el comerciante pasó el día de ayer en su departamento rodeado de decenas de familiares, amigos, relacionados comerciales y vecinos.

Presuntamente hubo pago

Aun cuando las autoridades no se han pronunciado acerca de este caso, voceros no oficiales aseguraron que la liberación de Jean Franco Novara se produjo una vez que sus parientes cancelaran una alta cantidad de dinero, la cual fue negociada de manera paulatina con los secuestradores.

Estas fuentes extraoficiales aseveraron que el pago se concretó tras varias semanas de negociaciones, pues en un principio los plagiarios estaban exigiendo una cantidad exorbitante.

Se espera que para hoy lunes, el jefe de la Policía Científica en la entidad, comisario Luis Roberto Karabín, aporte mayores datos sobre esta liberación, según refirieron ayer algunos de sus subalternos.

La fuente agregó que en la mañana de hoy el Cicpc ofrecerá una rueda de prensa, con la presencia de Jean Franco Novara.

Seis meses y diez días

Alrededor de las 6 y 30 de la mañana del pasado martes 14 de abril, dos sujetos armados sometieron al comerciante italiano Jean Franco Novara, en el momento en que se aprestaba a abrir su negocio agroferretero Agroferca, ubicado en la Avenida Industrial de esta ciudad.

A partir de ese momento no sólo se iniciaba un trabajo investigativo con profundidad por parte de las autoridades, en especial el Cicpc donde se recibió la denuncia por parte de sus familiares, sino también se marcaba el comienzo de la historia de uno de los secuestros más largos en la entidad.

Parientes, amigos, vecinos y ciudadanos organizados se unieron como un solo hombre para acompañar moralmente a quien compartió más de medio año con sujetos dedicados al secuestro.

Pintados en vehículos, pronunciamientos públicos, entrega de panfletos y comentarios por doquier formaron parte de ese manifiesto que ante la opinión pública barinesa manifestaron quienes participaron en estas actividades.

Hoy, la familia Novara, víctima del secuestro de dos seres queridos suyos en menos de un año, ahora se siente tranquila. Jean Franco ha retornado a casa. Espera que esa maldición no los persiga más. (Prensa de Barinas)

Ministerio Público acusó a 7 sindicalistas de la construcción por su presunta vinculación con muerte de tres trabajadores


En la cárcel de Lagunillas permanecerán detenidos los presuntos responsables de tres homicidios


El Ministerio Público presentó acusación contra siete personas, entre ellas dos mujeres, miembros del Sindicato de la Construcción del estado Mérida (Sineitracom), por su presunta vinculación con las muertes de tres ciudadanos, ocurridas entre los años 2006 y 2008 en la referida jurisdicción.


Los ciudadanos fallecidos fueron identificados como José Luis Romero Castillo, Carlos Alberto Méndez y Jorge Coromoto Barreto Arellano.

En el escrito de acusación, los fiscales 41° nacional y 2° del estado Mérida, Franklin Nieves y Yudy Rivas, respectivamente, acusaron a Juan Carlos Mendoza, Orlando Mendoza, Jean Carlos Ramírez Parra, Isdelvy Parra, María Yusmara Sosa y María Gloria Sosa, por la comisión de los delitos de asociación para delinquir, obstrucción a la libertad de comercio y extorsión.

Mientras, Yorsy Carrero Rojas fue acusado por los delitos antes mencionados y por sicariato, previstos y sancionados en la Ley Contra la Delincuencia Organizada y la Ley Contra el Secuestro y la Extorsión.

Adicionalmente, los fiscales del caso solicitaron en el escrito de acusación, presentado ante el Tribunal 2° de Control del estado Mérida, que se admita la acusación y los medios de pruebas presentados por el Ministerio Público y, por consiguiente, se ordene el enjuiciamiento de las personas presuntamente implicadas en el caso.

Asimismo, solicitaron el sobreseimiento de la causa para los imputados Giovanny Oviedo y Pablo Puentes.

En ese sentido, el referido Tribunal mantuvo como sitio de reclusión para las citadas personas el Centro Penitenciario de la Región Andia, ubicado en San Juan de Lagunillas.

De acuerdo con la investigación, un grupo de personas, entre los que presuntamente se encuentran los hoy acusados, presionaban en las distintas obras en construcción del estado Mérida para que fuesen contratados los trabajadores sugeridos por ellos.

Tal situación generó una serie de hechos delictivos que son investigados por el Ministerio Público. (Prensa Ministerio Público)