ENTRADA DESTACADA

SIP: Libertad de expresión en la región se ha deteriorado

La SIP se centró en Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.  (Foto Archivo/El Carabobeño) Juamed Chacín || jcha...

07 octubre, 2008

Mérida está viviendo un círculo vicioso producto de la falta de gobierno


Un complejo círculo vicioso es el que a diario viene viviendo Mérida producto de la ausencia de autoridades gubernamentales que sean capaces de prevenir y sancionar adecuadamente los hechos de criminalidad y violencia que vienen azotando a nuestra ciudad y al estado en general.
Tal reflexión es hecha por la candidata a la Alcaldía del municipio Libertador, Margaret Kowalski Corredor, quien manifestó su creciente preocupación ante lo que se ha venido convirtiendo en un estilo de vida en Mérida, realidad a la que debe ponérsele freno de manera inmediata.
“El dolor de los padres, familiares y amigos ante cualquier hecho de violencia o ante la muerte misma de una persona, es imposible de cuantificar. Sin embargo, ello suma en muchas ocasiones, pérdidas materiales que no se pueden cuantificar tampoco cuando afectan los intereses colectivos. Tal es el caso de la quema de una unidad recolectora de basura que dejó de prestarle tal servicio a una comunidad, o de un camión cuyo dueño y una cadena directa e indirecta de personas, se ven afectadas por una acción que no puede justificarse como protestataria”, señaló la candidata a la Alcaldía de Mérida.
Los merideños nos hemos acostumbrado a desviarnos en nuestras rutas porque hay protestas, a vivir entre gases lacrimógenos, a esquivar un hueco dejado en el pavimento por un caucho que ardió en el marco de una manifestación por demás válida y con sobradas razones pero que emplea mecanismos erróneos para hacer sentir el descontento de un colectivo.
Es entonces cuando uno se pregunta: ¿dónde están las autoridades que pudieran prevenir estos hechos, evitarlos y/o sancionarlos?, ¿qué pasa con los valores y principios que se establecen para lograr el equilibrio hacia el resto de la ciudadanía que ya de por sí es víctima de la incertidumbre, la anarquía y el deterioro de su ambiente?.
No podemos como merideños, enfatizó Margaret Kowalski, acostumbrarnos a la anarquía, es nuestro deber influir en aquellos que tienen el derecho pleno a la protesta, más aún cuando existen razones que la justifican y a la que seguramente se sumarían todos los ciudadanos, de ser canalizada de manera cívica y cuyo mensaje se captaría de mejor manera y quizá con resultados mucho más eficaces.
“No podemos exigir paz con violencia, no podemos protestar por la muerte de alguien cuando se está exponiendo la vida en una manifestación presa fácil de los infiltrados armados, no es válido exigir reivindicaciones de ningún tipo que por derecho corresponden, cuando se atropella el derecho a la libre circulación de otros, o el derecho a un ambiente limpio y sin contaminación, o el derecho al ejercicio comercial, por solo mencionar algunos casos”, manifestó.
Concluyó señalando la candidata a la Alcaldía, Margaret Kowalski, que como ciudadanos estamos en el deber de protestar ante la inseguridad que de manera alarmante desarticula hogares y siembra una permanente angustia en nuestra sociedad, pero debe hacerse en el marco del respeto a los derechos colectivos, del respeto a los bienes públicos, que finalmente son para beneficio de todos y en el marco del respeto a cada merideño que no desea vivir envuelto en ningún tipo de angustia. (Prensa MKC)